Análisis de dispositivos de entrada y salida de vídeo: Blackmagic Design Intensity Pro Vs Matrox Mini MXO2

Contenido de las cajas de la Matrox MXO2 Mini y la Blackmagic Design Intensity Pro

1. Introducción: ¿por qué necesito un dispositivo de entrada / salida de vídeo?

Hace unos años, cuando todo el vídeo se grababa en analógico, cualquier editor era consciente de que hacía falta alguna tarjeta capturadora que digitalizara el vídeo y, a su vez, ofreciera alguna salida de vídeo analógica que, desde nuestro ordenador, permitiera grabar el vídeo editado en una cinta VHS o, simplemente, mostrara en un televisor analógico una vista previa del resultado real de nuestra edición.

Sin embargo, a día de hoy todas las cámaras son digitales y ofrecen salida FireWire, USB, HDMI o por componentes que permiten hacer una transferencia de datos digital y todos los televisores actuales cuentan con entradas digitales de modo que es perfectamente posible conectarle a un televisor la salida DVI o HDMI de nuestra tarjeta de vídeo estándar. Es por ello que muchos editores ya no se plantean la necesidad de contar con un dispostivo de entrada/salida de vídeo. No obstante, sí que continúa habiendo diversas situaciones en las que sigue siendo, si no necesario, al menos muy recomendable contar con un buen dispositivo de entrada/salida de vídeo en nuestro ordenador

1.1 Entrada – Capturas directas desde la videocámara

Monitorización en estudio

Figura 1 – Monitorización de vídeo en estudio (pincha para ampliar). Imagen por kerkerdinemusic.webs.com

Capturar “en vivo” desde una cámara de vídeo puede ser de utilidad a la hora de grabar en estudio o de monitorizar, mediante un portátil, grabaciones en exteriores.

Monitorizar el vídeo de entrada nos permite asegurarnos que contamos con el mejor material de entrada por varios motivos. El primero, más que evidente, es que no es lo mismo juzgar parámetros como luminosidad, enfoque, profundidad de campo, etc, en la pequeña pantalla LCD de nuestra videocámara que verlo en una pantalla de ordenador de calidad y gran tamaño. Esto ofrece, de por sí, un control mucho más preciso sobre las imágenes que realmente grabamos. Pero no olvidemos que, además, existen herramientas como Adobe OnLocation que son de un incuestionable valor para controlar, no de “ojímetro”, sino con gráficas y datos objetivos, todos los parámetros de iluminación y color y, así, poder corregir durante la grabación cualquier desviación no deseada para evitar sorpresas desagradables en post-producción.

Captura de vídeo en vivo desde una videocámara

Figura 2 – Captura de vídeo en vivo desde una videocámara. Adaptación de la figura publicada en axis.com.

Tampoco debemos olvidar que al conectar nuestra videocámara directamente al ordenador nos saltamos la compresión interna de ésta obteniendo la máxima calidad posible que ofrezca nuestra videocámara. Es decir, la luz llega al objetivo de nuestra videocámara y, a continuación, al sensor CCD o CMOS de la misma y es ahí, en el sensor CCD o CMOS donde se produce la digitalización. Es decir, la luz se covierte en información binaria (ceros y unos) que ya puede ser manipulada por un ordenador. Lo que ocurre llegados a este punto es que antes de almacer el vídeo en cinta, disco duro, tarjeta de memoria o cualquier otro tipo de soporte el hardware de la videocámara comprime esas imágenes y, absolutamente en todos los casos, durante la compresión se pierde color y definición. Cuando conectamos nuestra videocámara, bien mediante conexión HDMI o mediante la salida de vídeo por componentes (YPbPr), directamente a nuestro ordenador nos saltamos el proceso de compresión y obtendremos las imágenes tal y como le llegan a la videocámara. Por tanto, evitamos las pérdidas de información que se producen en ese proceso.

Los beneficios de grabar en vivo directamente desde la videocámara son aún mayores en el caso de videocámaras HDV. Las videocámaras HDV usan las mismas cintas que las videocámaras miniDV pero ¿cómo es posible que las mismas cintas que graban vídeo SD puedan almacenar vídeo HD? La respuesta es una mayor compresión que dificulta enormemente su edición y una reducción en el tamaño de las imágenes que pasan de un tamaño HD “real” de 1920×1080 a uno de 1440×1080. Usando la salida HDMI o por componentes de una videocámara HDV (si nuestra cámara dispone de alguna ellas) podemos saltarnos la compresión HDV y, de ese modo, podremos grabar en resolución nativa HD 1920×1080.

Por último, no olvidemos que la capacidad de almacenamiento de cualquier videocámara está limitada a la de las cintas de vídeo, disco duro interno o tarjetas de memoria que ésta use. La capacidad de almacenamiento de cualquier ordenador excede, con mucho, la de cualquier videocámara y siempre tendremos la opción de ampliar la capacidad de almacenamiento de un ordenador mediante discos duros adicionales o de mayor tamaño.

1.2 Salida – Previsualización de las ediciones

Al editar con un único monitor sólo podemos previsualizar la línea de tiempo en una pequeña ventana mientras editamos y la única opción para ver el vídeo final a tamaño real / pantalla completa es usar la función de exportar vídeo, bien a pantalla, bien a algún archivo temporal de vídeo; lo que no resulta especialmente práctico, sobretodo cuando estamos trabajando con precisión en tareas como la corrección de color.

Tarjeta gráfica con doble salida DVI

Figura 3 – Tarjeta gráfica con doble salida DVI. Imagen por ngohq.com.

Usar dos monitores de vídeo conectados a la salidas DVI o HDMI de la tarjeta gráfica principal del sistema puede ser una buena opción para expandir la ventana de previsualización de la línea de tiempo a todo el espacio disponible en el segundo monitor y así ver esta ventana con el vídeo de la línea de tiempo a pantalla completa mientras editamos.

Aunque no es una mala opción en términos de tamaño (usamos toda la pantalla para previsualizar el vídeo) no lo es tanto en términos de precisión de color. Entre otros, uno de los principales factores que influyen en esta desviación es que nuestro sistema operativo trabajará con un perfil de color para cada monitor y que éste influye decisivamente sobre cómo se muestra el vídeo en pantalla. Un televisor “normal y corriente” no cuenta con perfil de color sino únicamente con la calibración que el propio aparato ofrece mediante opciones tales como ajustes de brillo y contraste, en la mayoría de casos, y otros como temperatura de color en modelos más avanzados.

Editando en dos monitores conectados a la gráfica principal mediante las salidas DVI /HDMI de ésta

Figura 4a – Editando en dos monitores conectados a la gráfica principal del sistema mediante las salidas DVI / HDMI de ésta (pincha en la imagen para ampliar)
NOTA: Los dos monitores están calibrados con un Datacolor Spider Pro 3

Editando en dos monitores, uno de ellos conectado a un dispositivo de salida de vídeo como la Intensity Pro o la MXO2 Mini

Figura 4b – Editando en dos moitores, uno de ellos conectado a un dispositivo de salida de vídeo como la Intensity Pro o la MXO2 Mini (pincha en la imagen para ampliar)

Si realmente queremos ver el vídeo tal y como se mostrará finalmente en un televisor lo correcto es usar un dispositivo de salida como los analizados en este artículo que envíen el vídeo con el que estamos trabajando directamente al televisor sin la intervención del sistema operativo.

Los dispositivos de salida de vídeo también tienen una clara ventaja frente a usar dos monitores conectados a la tarjeta gráfica principal en programas de post-producción como Adobe After Effects, Autodesk Combustion, Apple Motion, Color o Shake, etc. ya que mientras trabajamos en el monitor principal con total normalidad, con una pequeña vista previa rodeada de herramientas como siempre lo hemos hecho, podremos ver en el segundo monitor / televisor con total exactitud en términos de tamaño y color cómo quedaría el vídeo finalmente en un televisor normal y corriente.

2. Matrox MXO 2 Mini Vs Blackmagic Design Intensity Pro

Contenido de las cajas de la Matrox MXO2 Mini y la Blackmagic Design Intensity Pro

Figura 5 – Contenido de las cajas de la Matrox MXO2 Mini y la Blackmagic Design Intensity Pro (pincha en la imagen para ampliar)

Tanto Matrox como Blackmagic Design cuentan en su catálogo con diversos productos de entrada y salida de vídeo. Los modelos Intensity y MXO2 Mini representan los modelos más sencillos, en cuanto a número de conexiones se refiere, de estas dos empresas. Aún con todo, y como veremos, son dos productos de una gran calidad y funcionalidad que tanto usuarios nóveles como profesionales avanzados podrán disfrutar y exprimir.

El objetivo de ambos productos es, como decía, el mismo:

– Proporcionar entradas de vídeo digital y analógico para las conexiones más habituales de ámbito doméstico y semi-profesional

– Usar esa entrada para monitorizar vídeo o como fuente de captura de máxima calidad saltándose la compresión aplicada en la videocámara

– Transcodificar el vídeo “puro” de entrada en el formato de vídeo que más nos convenga en cada caso

– Ofrecer salidas de vídeo digital y analógica para previsualizar en tiempo real la línea de tiempo de un gran número de aplicaciones de vídeo y composición.

Siendo este el núcleo común de ambos productos hay, aparte, una serie de funciones y catacterísticas (el precio entre ellas) que los diferencian. En esta comparativa veremos, o al menos esa es nuestra intención, qué ofrece cada uno de estos productos para tratar de ayudar a decidir a quien lo lea si alguno de ellos resulta de su interés.

3. Condiciones de la prueba

Aunque ambos productos son compatibles con Mac OS y Windows, para este análisis se usó el siguiente equipo:

Sistema operativo

Mac OS 10.5.8 (Leopard)

Hardware:

MacPro:
Quad-Core Intel Xeon 2 x 2.8 GHz (8 núcleos)
8 GB DDR2 FB-DIMM
nVidia 8800 GT 512 MBytes
4 Discos duros
Disco 1: Sistema Operativo y archivos temporales
Disco 2: Documentos y Audio
Disco 3: Fotografías e imágenes
Disco 4: Vídeo y Capturas de vídeo

Monitores:
Dell 2407WFP – Monitor 24” conectado a la tarjeta gráfica principal del sistema (nVidia 8800 GT) mediante conexión DVI
LG M227WD-PZ – Monitor + TDT 22” Full HD conectado a la Intensity Pro y la MXO2 Mini mediante una entrada HDMI

Videocámara Sony HDR-XR520

Para realizar esta prueba era casi imprescindible contar con una videocámara con salida HDMI, así que contactamos con Sony España y Laura Villalta, del Departamento de Prensa, amablemente nos envió una videocámara Sony HDR-XR520 para que realizáramos las pruebas. Por cierto, más adelante haremos un análisis exclusivo dedicado a esta excelente videocámara.

4. Intensity Pro Vs Matrox MXO2 Mini

4.1. Movilidad

Blackmagic Design sólo ofrece la Intensity Pro en formato PCIe, por lo que únicamente puede usarse en equipos fijos. La MXO2 Mini, en cambio, incluye tanto tarjeta PCIe como una ExpressCard/34 para usar en equipos portátiles. Ambas tarjetas, en el caso de la MXO2 Mini, se conectan a una caja externa en la que se realizan todas las conexiones, por lo que mediante un portátil es posible usar la MXO2 Mini en cualquier lugar. A la movilidad ayuda, y mucho además, el hecho de que la caja es extremadamente ligera: sólo 280 gramos. Por contra, la pequeña de las MXO2 únicamente funciona mediante corriente eléctrica y no ofrece la posibilidad de usar baterías o pilas, de modo que nuestra movilidad con ella dependerá siempre de tener un enchufe cercano.

4.2 Facilidad de conexión

En el apartado de facilidad de conexión gana, y por goleada, la MXO2 Mini de Matrox.

1. Los cables de la Intensity Pro se conectan directamente a la tarjeta PCIe y son bastante cortos, lo que implica que todas las conexiones deben hacerse en la parte trasera del ordenador. Si no tienes el equipo muy “encajonado” el problema no es tan grave, pero en caso contrario es toda una odisea conectar cualquier cable. La MXO2 Mini, por su parte, ofrece un cable de datos de un metro que une la caja externa con las tarjetas PCIe o ExpressCard/34, lo que posibilita colocar la caja de conexiones mucho más a la mano.

Cableado en la Intensity Pro

Figura 6 – Etiquetas en el cableado de la Intensity Pro (pincha para ampliar)

2. Si no usas la conexión HDMI la “maraña” de cables de la Intensity Pro agobia un poco, la verdad. Hay que fijarse con mucha atención en las etiquetas de cada cable para no meter la pata, especialmente con los cables rojos que hay cuatro. Por esta razón y por la escasa longitud de los cables, tal y como se comentaba en el punto anterior, una vez que conectas un cable haces todo lo posible por no volver a desconectarlo, lo que puede ocasionar que acabes con un molesto número de cables colgando de la parte trasera de tu equipo. Conectar y desconectar cables en la Matrox MXO2 Mini, sin embargo, es todo lo fácil y cómodo que conectar y desconectar cables pueda llegar a ser.

Parte trasera de la Matrox MXO2 Mini para realizar conexiones

Figura  7 – Parte trasera de la Matrox MXO2 Mini para realizar conexiones (pincha en la imagen para ampliar)

4.3 Instalación en el sistema

La instalación del la tarjeta PCIe, en ambos casos, no tiene mayor misterio. Abres la torre, conectas la tarjeta en una bahí libre… y listo. Y con la ExpressCard/34 de la MXO2 lo mismo. Conectar y listo. Las diferencias están, como ahora veremos, en el software.

4.3.1 Instalación de la Intensity Pro

La instalación de la Intensity Pro en el sistema es tal y como esperas. El software de instalación añade los controladores de la tarjeta al sistema operativo y un acceso directo a tres aplicaciones en el menú de Programas / Aplicaciones. A partir de ahí todas las funciones que ofrece la tarjeta están disponibles en cualquier aplicación compatible. Lo único a tener en cuenta es que si instalas alguna aplicación que funcione con Intensity Pro DESPUÉS de haber ejectutado el instalador tendrás que volver a ejecutarlo para poder hacer uso de la tarjeta dentro de ese nuevo programa. Este aspecto también es aplicable a la Matrox MXO2 Mini.

4.3.2 Instalación de la MXO2 Mini

La instalación de la MXO2, sin embargo, sin ser nada del otro Jueves es algo más compleja. En primer lugar, y aunque parezca obvio, hay que conectar la caja a un toma de corriente… Sí… OTRO cable de corriente más… Y no se vosotros, pero yo siempre voy conectando regleta con regleta porque nunca tengo suficentes tomas de corriente. El transformador de corriente, además, está en el extremo del cable que se conecta al enchufe, lo que, dependiendo del espacio que tengas “entre cables” puede ofrecer todavía más dificultades para enchufar la MXO2 Mini. No es que sea el fin de mundo, claro está. A fin de cuentas es bastante “normal” que haya que enchufar dispositivos a corriente. Es sólo que, puestos a pedir, se agradecería no tener que hacerlo o, al menos, que el extremo de conexión fuera una clavija normal, de pequeño tamaño, y el adaptador estuviera “a medio camino” entre la toma de corriente y la caja.

Siguiendo con la lista de “incomodidades”, que no problemas, la MXO2 Mini no es conectable en caliente; al menos en Mac OS 10.5.8. Es decir, si arrancas el Sistema Operativo con la MXO2 Mini desenchufada de la corriente el sistema no la detectará aunque la conectes en ese momento. Tendrás que reiniciar con la caja conectada a corriente. Si no editas todos los días y, como comentaba anteriormente, tienes pocas tomas de corriente dispobibles, lo normal es que tengas la MXO2 Mini desconectada. Si además eres el despiste personificado al igual que yo eso significa tener que reiniciar cada vez que quieras hacer uso de la Matrox porque siempre se te olvida que debías tenerla conectada… De nuevo, no es que sea el fin del mundo… pero sí un fastidio.

Por úñtimo, salvo que te leas completamente el manual otra pequeña incomodidad viene a la hora de actualizar el firmware. La MXO2 Mini que me enviaron traía un CD con la versión 1.6 de los controladores. Miré en la web y ya estaba disponible la 1.8, así que decidí descargar e instalar los más recientes. Cuando ejecutas un instalador éste comprueba si la Matrox MXO2 Mini está disponible para lo que, recordemos, debe estar conectada a corriente. Si lo está, el instalador comprueba la versión de Firmware de la caja y, de ser necesario, lo actualiza. Si la caja estuviera desconectada en ese momento la actualización se llevaría a cabo la próxima vez que el sistema la detecte.

Tras actualizar la MXO2 Mini a la versión 1.8 el sistema mostraba un curioso error. Por un lado indicaba que la caja estaba actualizada a la última versión del Firmware pero, por otro, indicaba que el Firmware era incorrecto:

Error en la detección del firmware en la Matrox MXO2 Mini tras su actualización

Figura 8 – Error en la detección del firmware en la Matrox MXO2 Mini tras su actualización (Pincha en la imagen para ampliar)

El problema es que una vez realizada la actualización hay que desconectar y volver a conectar la caja de la corriente eléctrica. De nuevo, no es que eso sea realmente un problema porque, de hecho, esa información está en la documentación, aunque eso sí, hay que bucear mucho en las profundidades del manual del usuario para localizarla. Y hablando del manual de usuario…

4.4 Soporte y documentación

4.4.1 Documentación y soporte de Matrox

El manual PDF de la Matrox es realmente completo, 168 páginas. Por un lado se agradece el detalle con el que se tratan todas las funcionalidades de la tarjeta, pero es fácil sentirse “abogiado” buscando información por dos motivos. Por un lado no hay versión en castellano de la documentación, de modo que tendremos que apañárnoslas con el inglis-pitinglis. Por otro, se usa el mismo manual para todas las versiones de la Matrox MXO2 por lo que hay un buen númeo de páginas que no son de interés para quienes únicamente buscan información sobre la MXO2 Mini. Esto puede hacer, como digo, que aunque la información “está ahí” tardemos un poco en encontrarla.

Compra de Tokens de soporte de Matrox

Figura 9 – Compra de “tokens” de soporte de Matrox

Todo el soporte que Matrox ofrece a través de su web, al igual que sucede con la documentación, está en inglés, a pesar de que también cuenta con una versión de su web completamente en castellano. Eso es lo que Matrox ofrece como soporte:

– Únicamente se indica un número de atención telefónica; y parece estar ubicado en los Estados Unidos

– El soporte telefónico es gratuito únicamente para los tres primeros años desde la compra, que coincide con el peródo de garantía. Blackmagic Design, por cierto, sólo ofrece un año de garantía para su Intensity Pro.

– Una vez concluído el período de garantía, es decir, tres años desde su adquisición, hay que “comprar” soporte. Puesto que trabajé con una unidad de pruebas no registré el producto, condición indispensable para solicitar “tokens” (talonarios o tickets) de soporte, de modo que no pude averiguar cuál es el precio de cada uno.

– Existe un foro de usuarios, en inglés por supuesto, en el que Matrox hace anuncios sobre actualizaciones o avisos importantes y mantiene una colección de preguntas frecuentes. Los usuarios de Matrox pueden registrarse en este foro y formular sus consultas que serán atendidas, a la vez, por empleados de Matrox y otros usuarios. No obstante, hemos de tener en cuenta que para un soporte “rápido y eficaz” tenemos los “cheques” de pago… de modo que tampoco hay que enfadarse mucho si el equipo de Matrox se demora o, simplemente, no contesta una pregunta.

4.4.2 Documentación y soporte de Blackmagic Design

Documentación Intensity Pro

Figura 10 – Documentación Intensity Pro (Pincha para ampliar)

El PDF de la Intensity por su parte, aunque también está en inglés, es mucho más liviano. Sólo 32 páginas y, además, el diseño está muy cuidado y es es más claro y agradable de leer. A pesar de su simpleza al personalmente me sentí muy cómodo y no eché nada en falta, aunque quizás algunos usuarios menos familiarizados con las entradas y salidas y formatos de compresión de vídeo echen en falta algo más de detalle en la documentación.

En cuanto al soporte al usuario, en la página web de Blackmagic Design, además de la documentación en PDF, hay una base de datos con las preguntas más frecuentes, un formulario web y diversos números de teléfono tanto de atención comercial como atención técnica para las diferentes partes del mundo. Aunque Blackmagic Design cuenta con una versión en castellano de su web, todos los teléfonos de soporte que se ofrecen en el apartado de soporte son los mismos que los de la versión en ingklés. No obstante, en el apartado “distribuidores” sí que es posible localizar un distribuidor cercano y, además, Blackmagic Design dispone de oficina en la Pensinsula Iberica que brinda soporte en Ingles, Español, Portugés, Euskera y Catalán. En la oficina de USA, para los usuarios de lationamericanos, hay una persona que habla español (aunque es anglosajona) y desde la oficina de Iberia tambien damos soporte a los usuarios de latinoamerica que lo deseen.

El soporte de Blackmagic Design no es de pago y, además, no parece que haya ninguna limitación. Si tienes un problema, esté el producto o no en garantía, llamas y, como digo, en teoría te atenderán.

5. Integración en otras aplicaciones

La Intensity Pro es compatible con Blackmagic Design Media Express 2.0, Apple Final Cut Pro 6 y 7, Colour 1.0 y 1.5, Motion 3 y 4, Adobe After Effects CS3 y CS4, Photoshop CS3 y CS4, Premiere CS3 y CS4, Autodesk Combustion 4 y 2008, ProTools LE 8 y ProTools HD 8 y Media 100 v1.1

La MXO2 Mini, por su parte, es compatible con Adobe After Effects CS4, Encore CS4, Photoshop CS4, Apple Final Cut Pro, Motion, Color, Autodesk Combustion y la versión 32-bits de NewTek LightWave 3D.

6. Formatos de trabajo

6.1 Captura en la Matrox MXO2 Mini

Formatos de captura nativos de la Matrox MXO2 Mini

Figura 11 – Formatos de captura nativos de la Matrox MXO2 Mini (pincha en la imagen para ampliar)

Mediante el módulo de captura de Final Cut Pro, Premiere o cualquier otra aplicación con captura de vídeo compatible, podemos usar cualquier codec para almecenar el vídeo de entrada de la Matrox MXO2 Mini. No obstante, la MXO2 Mini ofrece una serie de plantillas predefinidas para facilitar la selección de los ajustes de captura o trabajo. En Windows, además, también se puede usar un MPEG-I propio de Matrox.

6.2 Captura en la Blackmagic Design Intensity Pro

Formatos de captura nativos de la Blackmagic Design Intensity Pro

Figura 12 – Formatos de captura nativos de la Blackmagic Design Intensity Pro

La Intensity Pro, por su parte, también puede capturar con cualquier codec instalado en el sistema. De forma análoga a Matrox, ofrece el codec Online JPEG, un formato MPEG-I propietario de BlackMagic. Como se puede apreciar en las figuras 12 y 13 la Intensity Pro no ofrece de forma nativa captura en 1080p con ningún codec, lo que realmente es un punto débil.

6.3 Salida en la Blackmagic Design Intensity Pro

Formatos de salida de vídeo con la Blackmagic Design Intensity Pro

Figura 13 – Formatos de salida de vídeo con la Blackmagic Design Intensity Pro

Las opciones de salida de la Intensity Pro también son bastante más limitadas que las de su rival. En los formatos de salida HD, al igual que sucedía en los formatos de entrada, se echa especialmente en falta el 1080p y con respecto a la salida SD sólo ofrece dos opciones de reescalado en menú de ajustes que veremos en el siguiente apartado “HD to SD letterbox 16:9” y “HD to SD Anamorphic 16:9” sin especificar en qué formato SD se ofrece la salida.

6.4 Salida en la Matrox MXO2 Mini

Formatos de salida de vídeo con la Magix MXO2 Mini

Figura 14 – Formatos de salida de vídeo con la Magix MXO2 Mini

Las opciones de salida de la Matrox MXO2 Mini son, simplemente, perfectas, cubriendo no sólo todas las resoluciones y tasas de actualización de imágenes posiobles en SD y HD sino que además ofrece versiones de 8 y 10 bits para todas ellas. Un 10.

6.5 Conversiones HD <-> SD

Opciones de conversión HD a SD en la Intensity Pro

Figura 15 – Opciones de conversión HD a SD en la Intensity Pro

Opciones de conversión HD a SD en la MXO2 Mini

Figura 16 – Opciones de conversión HD a SD en la MXO2 Mini

Tanto la Intensity Pro como la MXO2 Mini pueden reducir un HD a SD y aumentar un SD a HD para cualquier formato de entrada y salida por hardware en tiempo real. Esta conversión es de especial utilidad a la hora de trabajar con clips SD en un proyecto HD. Convirtiendo estos clips directamente a HD durante la captura ahorraremos tiempo al dejar los archivos SD en el mismo formato que el resto de clips, y calidad porque nos ahorraremos una recomprensión.

A destacar que con la MXO2 Mini podemos obtener salida de vídeo simultánea SD y HD. Es decir, podemos conectarle dos televisores / monitores a la vez, uno SD y uno HD, y podremos ver la salida de vídeo en los dos simultáneamente. La Intensity Pro, pro contra, únicamente ofrece una salida de vídeo activa, de modo que o usamos la salida HD o la SD, pero no las dos a la vez.

Como solución a la conversión 4:3 <-> 16:9 ambas ofrecen la posibilidad de añadir barras negras para no deformar (letterbox) o realizar una conversión anamórfica con deformación de la imagen para llenar toda la pantalla. Estas opciones de conversión, al menos en Mac OS, se encuentran en el menú de preferencias.

Por falta de tiempo no realizamos pruebas de captura específicas para este tipo de conversiones, pero el comportamiento en ambas tarjetas fue el esperado, con efectivas conversiones en tiempo real y, al menos a simple vista, con la calidad esperada. Habría que realizar pruebas más específicas para comparar objetivamente la calidad de conversión en ambos modelos.

6.6 Formatos de vídeo compatibles en la línea de tiempos.

La salida de vídeo de estas tarjetas únicamente funciona correctamente cuando se usan determinados formatos de vídeo en la línea de tiempos. Los indicados a continuación funcionan siempre correctamente. Con el resto de codecs, o no se muestra la vista previa u ofrecen problemas de diverso tipo que hacen su uso impracticable:

– Con la MXO2 Mini: HDV, XD CAM, DVC Pro HD, P2 vídeo sin compresión, AIC (Apple Intermediate Codec) y ProRes  con la excepción del  ProRes 4444.

– Con la Intensity Pro: HDV, ProRes 422,  JPEG, DV, DV50, DV100, y vídeo sin compresión de 8 y 10 bit.

7. Funciones exclusivas de cada modelo

7.1 Matrox MXO2 Mini

A continuación os detallamos las funciones o características presentes en la MXO2 Mini que no están en la Intensity Pro:

Entrada y salidas de 10 bits: Mientras que la MXO2 Mini ofrece la posibilidad de trabajar con entradas y/o salidas de 10 bits, las de la Intensity Pro son siempre en 8 bits. Aunque bien es cierto que ésto sólo supone una ventaja real cuando se trabaja a nivel profesional con cámaras y/o equipos de alta gama capaces de ofrecer profunidades de color de 10 bits, en esos casos esta capacidad de trabajo en 10 bits será, sin duda, un factor decisivo para decicirse a favor de la MXO2 Mini.

Hasta 8 pistas de audio a través de la entrada HDMI: La Intensity Pro, por contra, únicamente soporta dos canales de audio incluso a través del HDMI. Nuevamente, salvo que trabajes con los equipos adecuados y le dediques al audio una atención especial, esta ventaja únicamente la aprovecharán los usuarios más avanzados.

Salida de vídeo HDMI / Componentes en formato RGB o YUV: La Intensity Pro únicamente ofrece salida de vídeo YUV, por lo que la MXO2 Mini es compatible con un mayor número de televisores y monitores.

Opciones de calibración de color en la salida HDMI: La MXO2 Mini incluye en su panel de preferencias controles para la luminosidad, saturación, contraste y brillo de la salida HDMI para poder realizar una correcta calibración y poder usar el monitor / televisor conectado para trabajos de corrección de color. La Intensity Pro no incluye ninguno de estos controles.

Controles de calibración de color en la salida HDMI de la Matrox MXO2 Mini

Figura 17 – Controles de calibración de color en la salida HDMI de la Matrox MXO2 Mini

(OPCIONAL) Compresión H.264 por hardware: Existe una versión de la MXO2 Mini, la Max, capaz de realizar compresiones a H.264 más rápido que en tiempo real. La transcodificación se lleva a cabo el menos tiempo del que dura el archivo a transcodificar. Puesto que las funciones son las mismas que las que ofrece la tarjeta Compress HD de Matrox, para más información acerca de esta función nos remitimos al análisis que realizamos sobre esta tarjeta hace unos días. No existe ninguna versión del a Intensity Pro capaz de comprimir por hardware a H.264 auque, eso sí, el precio de la Matrox MXO2 Mini con compresión H.264 se dispara hasta 910 euros; 467 euros más que la MXO2 Mini estándar.

Matrox MXO2 Mini con el chip Max que comprime por hardware vídeo H.264

Figura 18 – Matrox MXO2 Mini con el chip Max que comprime por hardware vídeo H.264 (pincha en la imagen para ampliar)

7.2 Blackmagic Design Intensity Pro

A continuación os detallamos las funciones o características presentes en la Intensity Pro que no están en la MXO2 Mini:

– Blackmagic On-Air: Si alguna vez has deseado realizar un programa de televisión, presta atención. ¿Te suena eso de “Pasa a la cámara 1, Dentro vídeo, Cámara dos“? Blackmagix On-air permite mezclar hasta tres entradas de vídeo diferentes, con lo que podrás montar, fácilmente, tu canal de televisión. Esta función es interesante no sólo para emitir en directo sino también, simplemente, para evitar una siempre tediosa edición multicámara posterior puesto que puedes ir grabando el resultado de la mezcla en cualquiera de los formatos compatibles con la IntensityPro

La letra pequeña es que es necesaria una tarjeta Intensity Pro para cada entrade de vídeo por lo que ocuparemos 2 ó 3 habías PCIe en nuestro equipo y duplica el coste para dos entradas o triplica en el caso de tres. Aún con todo, para televisones locales o pequeñas productoras representa, posiblemente, la opción más económica y sencilla.

Blackmagic On-Air

Figura 19 – Blackmagic On-Air

Blackmagic Disc Speed Test: Esta sencilla herramienta nos analiza la velocidad de los discos duros de nuestro sistema y nos informa sobre su capacidad de lectura / escritura a la hora de trabajar con diversos formatos de vídeo. Esto resulta de especial utilidad para saber si nuestro disco duro es lo suficientemente rápido para capturar vídeo sin compresión.
Herramienta de Blackmagic Design para el análisis de la velocidad de los discos duros

Figura 20 – Herramienta de Blackmagic Design para el análisis de la velocidad de los discos duros (pincha en la imagen para ampliar)

– Media Express 2.0: Esta aplicación permite usar las opciones de entrada y salida de vídeo de forma totalmente independiente, sin usar ningún otro programa de terceros. Esto posibilita capturar el vídeo de entrada en cualquiera de los codecs que ofrece la aplicación (sin compresión, DV/DVCPRO HD, ProRes y PhotoJPEG) y mostrar en la pantalla de salida archivos de vídeo. El vídeo se mostró correctamente usando estos codecs, pero no se pudo reproducir vídeos en H.264

Salida de vídeo en Media Express

Figura 20.a – Salida de vídeo en Media Express (pincha para ampliar)

8. Pruebas de calidad

Tal y como se comentó en la introducción de este artículo, en teoría, capturar directamente desde la salida HDMI o por componentes de una videocámara debía proporcionar más calidad que usando los archivos generados por ésta. También, en teoría, el vídeo sin compresión debe ofrecer una calidad insuperable que, en según qué casos, puede llegar a justificar los altísimos requerimientos de los discos duros en términos de velocidad y capacidad de almacenamiento. Hemos querido comprobar hasta qué punto esto es cierto, de modo que hemos realizado algunas pruebas de calidad.

Aunque dispongo de una X-Rite ColorChecker (más conocida como Munsell o Macbeth) para calibrar mi cámara fotográfica no dispongo de niguna tarjeta para comprobar la calidad de cámaras de vídeo, de modo que tuve que inventarme una prueba “casera”. Para ello, busqué cartas de ajustes de vídeo variadas en las que pudiera analizar cómo se realizaba la compresión de colores planos, degradados, líneas, detalles de figuras reales, etc. Dentro de las imágenes gratuitas que pude encontrar la que más se acercaba a lo que andaba buscando es la carta de ajuste que usa la BBC en sus emosiones HD. Encontré una imagen PNG de buena resolución y la imprimí en mi impresora HP Deskjet 5652 en papel fotográfico genérico. Algo casero a todas luces. Usando una ilimunación doméstica, la HDR-XR520 y la imagen recién sacada de la impresora procedí a realizar las pruebas que incluyo en este apartado.

Quisiera insistir en que las condiciones de la prueba son bastante deficientes y no muestran resultados realmente objetivos, pero puesto que todas las pruebas se llevaron a cabo en las mismas condiciones de material, equipo e iluminación, sí pueden tener valor comparativo.


IMPORTANTE:
A tener muy en cuenta que:

  • El objetivo de esta prueba de calidad NO ES comparar la calidad ofrecida por la MXO2 Mini y la Itensity Pro sino la de mostrar las ventajas de capturar el vídeo directamente desde la videocámara por la salida HDMI.
  • Las compresiones realizadas en ProRes se realizaron con la Matrox pero los resultados serían idénticos en la Intensity Pro al usar el mismo codec. El MJPEG usado en la Intensity Pro es de una calidad notablemente inferior al ProRes o a la captura sin compresión. Esta calidad está determinada por el codec y NO POR LA TARJETA. Se elegió este codec como referencia y por estar disponible en la Intensity.
     
  • Se dejaron todos los ajustes por defecto de la videocámara, no realizando balance de blancos ni ninguna otra corrección ni a priori ni a posteriory

 

Carta de ajuste de la BBC usada para las pruebas

Figura 21 – Imagen original de la carta de ajuste de la BBC usada para las pruebas (pincha para ampliar)

AVCHD generado por la Sony XR520

Figura 22 – AVCHD generado por la Sony XR520 (pincha para ampliar)

Imagen 10-bit sin compresión generada por la Matrox MXO2 Mini

Figura 23 – Imagen 10-bit sin compresión (pincha para ampliar)

Imagen ProRes 422 HQ generada por la Matrox MXO2 Mini

Figura 24 – Imagen ProRes 422 HQ (pincha en la imagen para ampliar)

Imagen Online MJPEG generado por la Blackmagic Design Intensity Pro

Figura 25 – Imagen Online MJPEG  (pincha en la imagen para ampliar)

Detalle de compresión de texto en el AVCHD de la Sony XR520

Figura 26 – Detalle de compresión de texto en el AVCHD de la Sony XR520

Detalle de compresión de texto en vídeo sin compresión 10 bit de la Matrox MXO2 Mini

Figura 27 – Detalle de compresión de texto en vídeo sin compresión 10 bit

Detalle de compresión de texto en el Apple ProRes 422 HQ de la Matrox MXO2 Mini

Figura 28 – Detalle de compresión de texto en el Apple ProRes 422 HQ

Detalle de compresión de texto en el Online MJPEG de la Blackmagic Intensity Pro

Figura 29 – Detalle de compresión de texto en el Online MJPEG

Detalle de un degradado de color en el AVCHD de la Sony XR520

Figura 30 – Detalle de un degradado de color en el AVCHD de la Sony XR520

Detalle de un degradado de color sin compresión 10 Bit con la Matrox MXO2 Mini

Figura 31 – Detalle de un degradado de color sin compresión 10 Bit

Detalle de un degradado de color con el Apple ProRes 422 HQ de la Matrox MXO2 Mini

Figura 32 – Detalle de un degradado de color con el Apple ProRes 422 HQ

Detalle de un degradado de color con el Online MJPEG de Blackmagic Design Intensity Pro

Figura 33 – Detalle de un degradado de color con el Online MJPEG

Detalle de los artefactos de compresión JPEG en el AVCDHD de la Sony XR520

Figura 34 – Detalle de los artefactos de compresión JPEG en el AVCDHD de la Sony XR520

Detalle de los artefactos de compresión JPEG en vídeo sin compresión 10-Bit generado por la Matrox MXO2 Mini

Figura 35 – Detalle de los artefactos de compresión JPEG en vídeo sin compresión 10-Bit

Detalle de los artefactos de compresión JPEG en el Apple ProRes 422 HQ generado por la Matrox MXO2 Mini

Figura 36 – Detalle de los artefactos de compresión JPEG en el Apple ProRes 422 HQ

Detalle de los artefactos de compresión JPEG en el Online MJPEG generado por la Blackmagic Design Intensity Pro

Figura 37 – Detalle de los artefactos de compresión JPEG en el Online MJPEG

9. Conclusiones

He quedado realmente satisfecho con ambas tarjetas. Por un lado la mayor calidad global de la Matrox es patente en en todos lo sentidos: mayor variedad de formatos, movilidad y ligereza, facilidad de conexión, el tacto de aluminio de la caja es fantástico… Pero por otro lado, si únicamente trabajas vídeo HD 8-bits con Apple ProRes como yo, la Itensity te ofrece todo lo que necesitas por un precio notablemente inferior: 179,9 euros IVA incluído. El precio de la Matrox MXO2 Mini es de 443,12 euros IVA incluído y se dispara hasta los 910 euros si hablamos de la versión Max con compresión H.264. Como digo, personalmente elegiría la Intensity Pro dadas mis necesidades, pero hay que admitir la superioridad de la MXO2 Mini.

Dejando estos dos modelos aparte, lo cierto es que un dispositivo de entrada/salida como los analizados en este artículo sigue siendo necesario a día de hoy para cualquier profesional o aficionado que se tome la edición de vídeo en serio. En las pruebas de calidad realizadas ha quedado más que patente la clara superioridad de la captura sin compresión mediante la salida HDMI o por componentes de la cámara y, si bien la calidad final del AVCHD no dista mucho del Apple ProRes, hay que tener en cuenta que el AVHD es, a efectos prácticos, imposible de editar y para poder trabajar con él habría que transcodificar, lo que siempre supone una pérdida de calidad en mayor o menor medida.

Pero incluso aunque no se use la función de entrada para monitorizar las grabaciones o para obtener la mejor calidad posible capturando directamente las imágenes desde el sensor CCD o CMOS de nuestra videocámara, la función de salida sigue siendo necesaria; no sólo para tener una vista previa real de cuál será el resultado final en un televisor normal y corriente, sino también porque supone una importante mejora en nuestra productividad.

Esperamos que este artículo haya aclarado alguna duda que se hubiera podido tener por este tipo de dispositivos en general, y estos dos en particular.

10. Agradecimientos

A Alfonso Lozano de Broadcast Multimedia, Donald Sievewright de Matrox Europa, al departamento de prensa Blackmagic Design Europa y Laura Villalta, del Departamento de Prensa de Sony España por su amable colaboración y su comprensión por el retraso en la publicación de este artículo por problemas personales.

 

Autor
Ramón Cutanda (videoed)

Foros para publicación de dudas
Si tras ver el manual tienes alguna duda o quieres preguntar algo, por favor, usa uno de estos foros o hilos:

Actualizaciones

26 Feb: Actualizados los datos de soporte de BlackMagic Design en el apartado 4.4.2

21 Nov: Se ha actualizado todo el texto para aclarar que la salida de vídeo HDMI es, en la mayoría de los casos, idéntica a la salida por componentes salvo que no transporta audio (punto 1.1)

19 Nov: Blackmagic nos ha puntualizado que algunos de los datos publicados eran erróneos. Se han actualizado los siguientes puntos:

  • Lista de programas compatibles (punto 5)
  • En la lista de formatos compatibles se ha puntualizado la diferencia entre codecs compatibles y nativos. (punto 6)
  • Soporte en castellano para la Intensity Pro (punto 4.2.2.)
  • Hemos incluído Media Express en las opciones ofrecidas por la Intensity Pro (punto 7.2)
  • Se ha puntualizado los verdaderos objetivos de la prueba de calidad (punto 8)
  • Precio Intensity Pro (punto 9)
[Total:0    Promedio:0/5]

Otros documentos similares...

Deja un comentario