Ficheros adjuntos

Al final de este tutorial se ha añadido una hoja de cálculo como apoyo a este manual así como algunas calculadoras para determinadas operaciones.

INTRODUCCIÓN

¡Cuántas y cuántas veces! nos habremos rascado la cabeza intentando hallar respuestas en este mar de números, letras y símbolos  que acompañan a un objetivo. Con lo fácil que es mirar y disparar y que sea nuestra intuición y los automatismos de  la  cámara los que lleven a buen puerto nuestra composición.

Pero no es menos cierto que después de un tiempo usándola y de observar el trabajo de grandes artistas y compositores de las imágenes, (imágenes por otra parte que parecen imposibles) nos pica el gusanillo de saber cómo es posible esa  textura ,  fondo,  rostro sacado en primer plano, esa iluminación, definición tan conseguida,  esa composición tan exquisita…

Ahí es donde en mayor o menor medida, la curiosidad innata en todos, nos empieza a atrapar para  comenzar este interesante camino  qué hay más allá del automatismo de un objetivo y por ende, de la cámara que usamos.

Esta pequeña  guía no pretende ahondar  en el campo de los objetivos, si no sentar la base mínima para un uso correcto del mismo y como catapulta para que cada cual, exprima en función de su  interés  y nivel de curiosidad, el resto del extenso mundo de las ópticas.

Así mismo esta pequeña guía es y será objeto de revisión y ampliación en la medida de los posibles de posibles errores y/o avances significativos que vayan aconteciendo.

QUÉ ES UN OBJETIVO

El objetivo no es otra cosa que la suma de una serie de lentes y otros elementos estructurados  en grupos dentro de un cilindro, de tal manera que transforman y captan los haces de luz que dirigen al rollo de película o al sensor de la cámara. Dicha distribución puede ser con más o menos elementos y dispuestos de forma que se consiga un tipo u otro de imagen. Solo enumeraremos algunas;

–          Telepositivo convergente

–          Telenegativo divergente

–          Combinación de los anteriores

Para empezar diseccionemos por fuera un objetivo estándar:

Y  es que, la ingente cantidad de números, letras y símbolos de un objetivo no nos tiene porqué echar para atrás.

Con la siguiente imagen  lo vamos a dejar como si se tratara de un familiar nuestro.

Ahora  veamos una imagen de la distribución estándar de un objetivo por dentro:

Nota: En dicho objetivo, faltan elementos. Según marca y modelo serán más o menos.

Como podemos observar, el haz  de  luz, se divide y viaja al interior del objetivo, siendo modificados para adaptarlos  de forma que converjan y diverjan hasta  la película o sensor.

TIPOS DE OBJETIVOS:

Tenemos según el rango focal, la óptica interna y otra serie de características,  distintos objetivos que se pueden dividir en dos grandes categorías, a saber, focal fija y varifocal también conocido como zoom.

La focal fija atiende a un tipo de objetivo que solo enfoca a un punto/distancia sin posibilidad de modificar la distancia salvo que nos movamos. Y  los zoom, que cuentan con una serie de lentes y tubos que se extienden(1), y  que acercan o alejan la imagen en mayor o menor medida.

La principal ventaja de la focal fija, reside en una mayor fidelidad y nitidez de la imagen que capta, así como un rango mayor de luminosidad pues al tener menor cantidad de elementos en su interior,  obstaculiza  menos el paso de la señal luminosa hasta el sensor. Por el contrario, nos exigen  una gran dedicación  al encuadre buscado.

A su vez, el mayor beneficio de una lente varifocal o zoom, reside en su versatilidad ya que tiene la capacidad de disminuir o aumentar objetos que  se encuentran a una distancia X.  Se enfoca más fácilmente y son útiles en casi todas las circunstancias. Por el contrario no son tan luminosos.

A su vez,  estas dos grandes categorías y de forma casi indistinta, salvo para objetivos descentrables,  se dividen en los siguientes tipos de objetivos:

(1), Existe también modelos con enfoque de acción no interrumpida  retrofoco (el cuerpo no se extiende por fuera.)

Ojo de Pez:

(De 5/6 a 16/18mm) tiene un ángulo de visión bastante grande. Es un  gran angular extremo. Transforma la escena en una imagen circular distorsionada. Los específicos para  sensores de 35 mm tienen una focal 6 y 16 mm.  Algunos de estos objetivos proporcionan una imagen rectangular que cubre el negativo, mientras que otros sólo proyectan un círculo central en el centro de la película, realizando una cobertura completa de 180º sobre una imagen e incluso más, aunque evidentemente distorsionará en los extremos.

Gran Angular:

Como su nombre indica es de gran ángulo  focal.  (desde 10mm a 40mm) Su ángulo de visión es superior siempre a 45º Su distancia focal es corta, pero su profundidad de campo y espacialidad le confieren unas propiedades idóneas para fotografiar amplios paisajes, o grandes eventos, así como interiores amplios.

Normales

Aquellos que van (desde 35 a 55mm) siendo 50mm de los más usados  por ser el que más se asemeja al ángulo de visión del ojo humano. (mismos grados de visión) Casi no ofrecen distorsión excepto en función macro o acercándose demasiado al objeto.  Permiten así mismo desenfocar el fondo añadiendo dramatismo y/o protagonismo al objeto fotografiado. Para mí  es un objetivo indispensable en el equipo.

 

Teleobjetivos

O Télex  Comienza En 60/80mm hasta los 400mm  aprox. Son aquellos que permiten acercar la imagen lo suficiente como para captar el detalle. Considerando como subgrupo dentro de éstos, a los supertelezoom. Que pueden llegar hasta los 1200 ó 1500mm. Si  además es luminoso (f2.8 ) por ej.  Entonces es cuando hablamos de comprar a plazo o mirar para otra parte. Los télex los usamos cuando buscamos detalles en la lejanía, cubrir el detalle en retransmisiones deportivas. Así mismo  se usan bastante para  video-fotodigiscoping,   que son las técnicas de afotar o grabar sobre todo aves y animales salvajes y/o huidizos. Así como gente de la farándula nacional.

 

Objetivos descentrables.

También conocidos como tilt & shift  Son los que permiten descentrar la imagen en dos partes sin desenfoque aparente, causando entre otros “un efecto maqueta” por la desproporción que genera cada una de las mismas. Dicha desproporción es facilitada por la inclinación de una de sus ópticas. O bien, consiguiendo traer un primer plano mientras alejamos el segundo y tercero. Pero no entraremos a explicar el principio de desproporción que es más conocido como Scheimpflug. Ya sería entrar en harina y esta no es la pretensión de este documento.

Objetivos Macro

Los objetivos macros los podemos encontrar tanto en focales fijas o Zoom. La cualidad básica del macro es la de extra-magnificar el objeto a fotografiar hasta “el submundo” que se esconde detrás de las cosas pequeñas. Me gusta llamarlo submundo, no por pertenecer a una subcategoría, si no por cantidad de detalles que nuestra vista  no alcanza a ver por sí misma.  Puede llegar a ser realmente adictiva.  Podemos decir que hasta una ampliación 10 veces el tamaño natural de un objeto, se considera macrofotografía, más allá, sería microfotografía. No es nuestro objetivo dividir en más categorías aunque se podría.  Al igual que los grandes angulares, son muy útiles en fotografía de arquitectura, decoración y en según que escenas de 1ª persona en cine.

  QUE ES LA APERTURA

Cuando hablamos de apertura o abertura, lo estamos haciendo del iris del objetivo. O sea del diámetro de apertura de una pieza compuesta por láminas que normalmente se representa con la imagen que sigue:

 

A mayor apertura del diafragma, más luz entra en el sensor y más profundidad de campo obtenemos.

Por ejemplo, si el objetivo de una cámara tiene como focal 28mm y el diafragma permite un máximo de 5 milímetros de diámetro, obtendremos una abertura de 28 dividido por 5 o sea: f/5.6

 

Recordemos entonces, que a mayor número f, menor cantidad de luz deja pasar el objetivo. Y al contrario, un objetivo muy luminoso puede ser  un f1.4. Bastante luminoso f1.8 y luminoso f2.8…  

 

 

Debemos saber que a cada medida de apertura se le llaman  “Pasos de luz” o “fstop” la escala general en números  es la comúnmente conocida como escala universal y desde la era digital, podemos dividir también en ½ pasos  y 1/3 de paso.

Veamos en una imagen práctica como afecta cerrar o abrir el diafragma:

Así pues de un plumazo comprendemos que la abertura está directamente relacionada con la profundidad de campo.

Nota: No existe un punto exacto entre la parte enfocada y la desenfocada, a dicha parte se la conoce comúnmente como Círculos de confusión o discos de difusión.

QUE ES EL OBTURADOR

El obturador es una o dos cortina/s que se abren y vuelven a cerrar.  Llamamos obturación al valor de tiempo que dicha cortinilla está abierta, dejando así pasar más o menos luz. Normalmente está situado en la cámara. Pero al estar directamente relacionado con el diafragma del objetivo no lo dejaremos para atrás y  haremos una breve reseña de su funcionamiento e iteración con éste.

Conviene recordar que la composición  técnica de una foto va en función de la elección del valor de exposición correcto, y que este valor es producto de la velocidad de obturación y del diafragma elegido. Pero los valores de exposición no son una combinación fija o rígida de diafragma-velocidad de obturación, sino una serie de combinaciones que nos dará múltiples resultados de los cuales elegiremos los que más nos satisfagan.

Si obturamos con valores altos, implicará diafragmas muy abiertos (f1.0 á f 2.8)  pues el tiempo de exposición del sensor a la luz, necesitará del máximo de abertura para recoger el objeto fotografiado. Por el contrario, al obturar con valores bajos obtendremos una pequeña profundidad de campo o comúnmente conocido como “Fondo roto” texturas que tanto gusta cuando lo que queremos es resaltar un primer plano. Aquí  tendremos que saber que corremos el riesgo de trepidación en la imagen. (Imagen movida)

El valor que nos define la velocidad de exposición lo conocemos como EV y tenemos multitud de tablas de equivalencias en la red o bien en las exp. Técnicas de nuestras cámaras.

Partiendo de cero “0” Un EV = 0 equivaldría a una exposición de 1″ a f/1.0  Este nivel luminoso se consigue con otras combinaciones, como por ejemplo 2″ a f/1.4,  y con todas las demás combinaciones equivalentes. También existen valores EV negativos (EV=-2, equivaldría a 8″ a f/1.5). Cada cifra que aumentamos en la escala EV, conlleva una mayor luminosidad y por tanto habrá que cerrar un punto el diafragma o disminuir un paso en la escala de velocidad. Quizá lo enteremos mejor con la escala habitual  y un diagrama:

Una imagen vale más para la demostración de como interactuan obturar de una manera o de otra al diafragma

QUÉ ES LA DISTANCIA O RANGO FOCAL

Ya hemos visto más arriba como afecta el diafragma a la profundidad de campo. Veámoslo ahora con algo más de detalle.

Como podemos observar, mientras más abertura (f/1.4 ) tengamos en el diafragma, menor será el espacio de enfoque. Y al contrario si lo vamos cerrando por ej.  (f/5.6)

Para hallar cálculos tendríamos que contar con el tamaño del sensor. Pongamos dos ejemplos;

  • Con sensores  de 1/2″ la medida quedaría así:

Largo (ancho) del sujeto (metros) que pueden ser capturados = ( 6,4 x D ) / f

Alto del sujeto (metros) que pueden ser capturados = ( 4,8  x D ) / f

  • Con sensores de 1/3″ la medida queda así:

Largo del sujeto (m) que pueden ser capturados = ( 4,8 x D ) / f

Alto del sujeto (m) que pueden ser capturados = ( 2,6 x D ) / f

QUE ES EL FACTOR DE CONVERSIÓN;

El facto de conversión en óptica, conocido también como factor de multiplicación, se produce debido a que la mayoría de las cámaras digitales tienen un sensor más pequeño al tamaño de un negativo de 35mm, para obtener la distancia focal de un lente en términos equivalentes en 35mm tenemos que multiplicar la distancia focal por el número de veces que nuestro sensor es menor a dicho sensor.  La  mayoría de factores de conversión se realizan entre  1,5x y 1,6x. Aunque hay muchos más. Pero nos centraremos en esos dos.

Veamos los distintos tipos de sensores:

APS-H es un sensor intermedio que usa por ej. La Canon Eos 1D Mark IV.

Os preguntaréis  ¿Qué pinta aquí entonces este apartado si no habla de óptica? Pues bien, si  observamos la imagen realaizada de 35mm, suponiendo que la hemos sacado con un objetivo a 19mm, necesitaríamos otro objetivo de 12mm de mínima si su sensor fuera APS-C 1,6x y así sucesivamente. Por tanto el tamaño del sensor afecta y mucho al rango focal de nuestros objetivos.

Los objetivos, además, están estandarizados en su mayoría para ópticas APS-C, siendo los FF (full frame) los únicos compatibles  para las cámaras de 35mm. En realidad todos, son compatibles por monturas, pero en su mayor apertura un sensor 35mm es capaz de “comerse” las paredes de dichos objetivos, sacando los conocidos viñeteos  100%. Tal que así:

PERIFÉRICOS:

Conversores

Conocidos también como tele-conversores, extensores y quizá mal conocidos como duplicadores, si bien, debe ser porque al principio solo habría de una medida: 2x.

Hoy son varias las que podemos encontrar, siendo las más comunes  1,2x 1,4x, 1,7, 2x y 3x. Su función es ampliar en esas medidas el rango focal del objetivo. Su posición es entre el objetivo y el cuerpo de cámara.

Los beneficios son un menor coste que el objetivo correspondiente a ese rango focal, su tamaño reducido y versatilidad (peso, tamaño transporte etc.)

Los principales inconvenientes son que no llega a alcanzar una calidad pareja al objetivo correspondiente a su rango focal. Así mismo y dependiendo de marcas y modelos, podemos perder el enfoque automático (AE) y quizá lo peor  y esto es un factor a tener muy en cuenta,  la considerable pérdida de pasos de diafragma ( cantidad de luz)  De tal forma que si tenemos un conversor 2x y un objetivo f/2.8 se transformará en un f/4.6 mínimo. Dando lugar a la recogida de los bártulos antes de ciertas horas del atardecer y olvidándonos de él en caso de niebla, nublado o  en general poca visibilidad.

Lentes de aproximación:

Cumplen la función de ampliación,  macro y close-up, a objetivos que no lo son.  En general, su calidad es media o media-baja, encontrando, eso sí, una gran diferencia de dicha calidad entre las distintas marcas.

Son más económicas y polivalentes en cuanto a rangos focales, encontrando de todas las medidas imaginables.  Su posición es al final del objetivo.

En general  el nivel de aberraciones, distorsiones cromáticas y espaciales, suele ser bastante altas. Por tanto deducimos que juegan mejor papel o están menos forzadas las imágenes  para pequeños objetivos de cámaras no réflex, donde sí supera en calidad a la ampliación digital de las mismas. Esto último es una apreciación personal por pruebas y comparativas.

Fuelles:

Siguiendo el principio de ampliación o macro fotografía, existe esta alternativa, remozada y adaptada a las nuevas ópticas y cámaras. Suele ser menos versátil por aparatoso que los  conversores, pero son muchos los que aseguran que sus resultados superan ampliamente a éstos. Término que aún no puedo asegurar de forma cuantitativa por falta de pruebas fidedignas.

 En realidad, se trata de separa el objetivo de la cámara a una distancia X interponiendo el fuelle que no es otra cosa que una cámara oscura que queda entre ambos, consiguiendo el efecto de ampliación deseado.  Son muy actos para fotografía en condiciones controladas y estudios. Y no tan versátiles para el exterior.

Extensores

Cumplen la misma función del fuelle. No trae elementos ópticos y simplemente alejan el sensor de la óptica para conseguir más distancia focal. Resulta bastante más polivalente por ocupar menos y pesar poco. Su factor de ampliación varía y se pueden montar uno o varios obteniendo así distintas combinaciones según las necesidades a las que nos enfrentamos.

 

Anillos adaptadores

Cuando queremos usar un objetivo de una marca y un cuerpo de otra, no hay que vender uno de los dos y comprar su semejante. (Práctica Leída en muchos foros) Para ello tenemos los anillos adaptadores de marcas varias. Los hay prácticamente para todas las combinaciones imaginables y sus precios (los buenos) no son tan caros. Recomiendo abtenerse   de comprarlos de plástico.

 

Anillos de inversión

¿Y eso que es…?  ¿Sumergirse con V ?  ¿Invertir en objetivos porque son un valor seguro? :-))

Bien, rizando el rizo, cuando no disponemos de un objetivo macro, podemos resolver la situación dándole la vuelta al objetivo y conectándolo por la parte contraria al cuerpo de cámara. Para ello existen estos anillos de inversión.  Un anillo inversor es algo muy simple. Por un lado lleva la bayoneta  para poder montarlo en el cuerpo y por el otro una rosca macho del mismo diámetro que el de la rosca para filtros del objetivo.

El objetivo que se use debe tener aro de diafragmas y la cámara permitir la medición a diafragma cerrado sin contactos eléctricos con el objetivo  Son muy útiles para estudios y fotografía en condiciones controladas. No los aconsejo por la falta de fiabilidad de sus roscas, (salvo los de mucha calidad) pudiendo dar con el objetivo en el suelo fácilmente. Así mismo y por lo general, tenemos que tener la precaución de comprarlo con aro de diafragma o perderemos dicho control.

… Ánimo, esto está acabándose.   😉

 Filtros    

Extendidos en todos los campos de la fotografía y el video, el filtro cumple con varias funciones entre las que podemos destacar una fundamental, la de proteger la lente del objetivo.

Veamos esta pequeña tabla los más usuales pero no por ello los únicos, así como sus funciones básicas

 

Filtros de gelatina

Los filtros, normalmente de acetato, los solemos encontrar por láminas o al corte, los tenemos con todas las características anteriormente descritas: polarizadores, correctores de temperatura, difusores, filtros cosméticos, de densidad neutral.


 

NOMENCLATURA DE MARCAS

Para no perdernos en el maremágnum de siglas y su significado vamos a añadir o mejor dicho, vamos a enlazar esta tabla con las más comunes.

El trabajo y el mérito de esta tabla corresponde por completo a los muchachos/as. de la magnífica web

http://www.configuracionvisual.com/2009/11/16/completa-guia-sobre-siglas-y-denominaciones-de-objetivos-y-lentes-fotograficos/

Página que recomiendo encarecidamente por sus estupendos y didácticos aportes.

            

  -O-

Y así podemos decir que hemos revisado las ópticas a  vuelo de pájaro y sin entrar en demasiados detalles. Pues la complejidad y variedad de este apartado daría para profundizar hasta casi el infinito que marcan los mismos. ∞

 ENTONCES…. ¿QUÉ OBJETIVO NECESITO?   (Ahora es cuando nos rascamos de verdad la cabeza y el bolsillo)

Pues partiendo del modelo de tu cámara, un objetivo compatible:

1º  por  montura-marca (2) y luego por la especificación del sensor de tu cámara.

Una vez que tenemos esto claro, será cuestión de preguntarnos para qué queremos el  objetivo.  Lo más normal es que busquemos un objetivo polivalente. Aquellos que cubran un rango focal amplio y que cuenten con una luminosidad media-alta.  Recordemos; un factor f (bajo). O no muy alto. Otros tipos de objetivos son ya necesidades particulares para los que tenéis las referencias en páginas anteriores, sección TIPOS DE OBJETIVOS

(2) Con los anillos adaptadores podemos solventar en gran medida la compatibilidad con otras marcas

 ¿Y la marca?

En este sentido poco podemos ayudar, porque cada marca nos ofrece un bokeh (estilo) distinto. Y  salvo en objetivos muy específicos, las marcas cada vez se asemejan más entre sí, afanándose todas por conseguir un nicho en el mercado. A veces encontramos objetivos muy aptos de una marca y otros modelos que no lo son tanto de marcas con más renombre. O novedades y modelos que vienen a sustituir a uno anterior que no mejoran a su antecesor. De cualquier  forma y de unos años a esta parte, hay marcas que están acercándose mucho y superando incluso, a las de renombre. Y en ocasiones a precios mucho más asequibles.

No cabe duda que hay 6 ó 7 marcas de óptica que son las que siempre se llevan la voz cantante.

A Saber: ZEISS, NIKON, CANON, TOKINA, COLECCIÓN, SIGMA, PENTAX, TAMRON, FUJI, PANASONIC, SONY y pocas más….

Recomendaciones de última hora;

–          Mira la compatibilidad con tu cámara

–          Comprueba tus necesidades reales y no compres por expectativas irreales. ¡Sale caro!

–          Mira tu bolsillo y que el agujero no se haga especialmente profundo.

–          El ojo y tu experiencia de campo te irá pidiendo la óptica que necesitas.

 FUENTES CONSULTADAS; FUENTES DE SABIDURÍA

Si después de esta perolata  aún os quedan ganas de ahondar más en el mundo de los objetivos, y por ende, de las cámaras fotográficas, os dejo los enlaces que fueron fuente de datos y de imágenes para la composición de este documento.

En general la red está llena de grandes artistas con los que inspirarse. Toca buscar…

HEMOS PREPARADO UNA PRÁCTICA HOJA EXCEL CON BASTANTES DATOS INTERESANTES: Conversor de ópticas   642Kb. 

SI TIENES DUDAS VÉ A ESTE HILO

No desesperes por no dar con la fotografía que quieres. En ocasiones la fotografía te busca a ti. Solo hay que estar en el momento justo y el lugar adecuado. A veces Las fotografías serán el resultado de largos aguardos, a veces del todo improductivos, de kilómetros de carretera y  caminatas sin fin…  No por ello hay que cesar en el empeño de seguir buscando. No abandones, persiste e insiste una y otra vez y revisa que falló en la anterior vez.  Por descarte de errores también puedes terminar obteniendo lo que la intuición innata no te dio. Así  mismo,  en ocasiones la fotografía es el resultado de una puesta en escena, de un estudio previo de aquello que necesitas, de localizar, de esperar el mejor momento. De estar al acecho y ser paciente; mucha paciencia y no menos pasión.

Creo firmemente que la aptitud más adecuada es ver con los ojos del niño,  pues su mirada a nada le pone límite ni frontera. Porque con todo se sorprende. Y por último porque su  curiosidad es el pilar que todo lo sustenta y todo lo puede.

José A. Bayón

Foros para publicación de dudas
Si tras ver el manual tienes alguna duda o quieres preguntar algo, por favor, usa uno de estos foros o hilos:

 

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario