Print Friendly, PDF & Email

 https://www.videoedicion.org/foro/Themes/horizon-smf20/images/custom/logo.png

 

1.Acerca de videoedicion.org

1.1 videoedicion.org es, fundamentalmente, un portal dedicado al aprendizaje del vídeo digital. videoedicion.org es una web totalmente abierta a todo tipo de usuarios, siempre y cuando éstos asuman y cumplan las normas de uso.

1.2 videoedicion.org está especialmente dirigida a los hablantes de la lengua española; especialmente para aquellos que no hablan otros idiomas. Toda la documentación y soporte en el foro se llevan a cabo, por tanto, en español.

1.3 En videoedicion.org todo es gratuito y no hay ningún tipo de ánimo de lucro ni intención publicitaria en ninguna de sus páginas. Aunque hay banners publicitarios, su único objetivo es cubrir los costes de los servidores (unos 160 euros mensuales a fecha diciembre de 2016) por lo que no hay interés comercial alguno cuando se habla de una marca o empresa. Son los propios usuarios los que, con sus mensajes, deciden de qué se habla y de qué no en función de sus intereses.

1.4 En consonancia con la idea de la gratuidad de la página, los usuarios que participan en ella lo hacen de forma totalmente desinteresada y altruista invirtiendo en videoedicion.org su tiempo libre, esfuerzo e ilusión con el único objetivo de ayudar a los demás. Ningún usuario está obligado por tanto a realizar aportaciones o a contestar mensajes públicos o privados. Entrar no cuesta nada, luego no se puede exigir nada.

1.5  Hasta septiembre de 2010 Ramón Cutanda López, creador de videoedicion.org, se hacía cargo de todos los costes de mantenimiento de videoedicion.org con la ayuda de aportaciones esporádicas desinteresadas de algunos usuarios. A partir de esa fecha se decidió crear AEVIDI: Asociación de Editores de Vídeo Digital. Ramón Cutanda López cedió la administración de los dominios videoedicion.org y descargasvideoedicion.org y todos sus contenidos para que AEVIDI pueda llevar a cabo sus fines. A cambio, AEVIDI se hace cargo recibir cualquier ingreso vía publicidad o donaciones y, con esos ingresos, asumir todos los costes de mantenimiento. Esto se hizo así para asegurar la independencia económica entre Ramón Cutanda y videoedicion.org. Más información en http://www.aevidi.org

1.5.1 El 18 de octubre de 2015 AEVIDI votó que a partir del 1 de noviembre de 2015 Ramón Cutanda López volvería a ser administrador único y responsable de todas las decisiones relativas al funcionamiento de la web videoedicion.org.

1.6 AEVIDI, y por tanto videoedicion.org, tiene su sede en la Calle Manufacturas A20 del Polígono Industrial Ascoy en Cieza, Murcia. CP 30530. Para contactar con la administración es necesario usar el siguiente sistema de tickets:

http://www.videoedicion.org/contacto/

2.¿A quién van dirigidas estas páginas?

En sus orígenes, videoedicion.org surgió para guiar en sus primeros pasos a todos los que empezaban en el mundo de la edición de vídeo digital (también conocida como edición de vídeo no-lineal) Y es que en el 2001 prácticamente todas las ediciones eran analógicas.

En el momento de escribir estas líneas, han pasado más de 14 años desde que videoedicion.org iniciara su andadura en internet y han cambiado muchísimas cosas. En la era de los “nativos digitales” empieza a ser inusual encontrar a “novatos 100%” como entonces. Y es que a día de hoy, el que más y el que menos, ha hecho algún vídeo con su teléfono móvil o cámara de fotos.

Y con el tiempo, videoedicion.org ha dejado también de ser el único refugio de “los que no saben nada de nada” y a día de hoy llegan muchos usuarios con conocimientos muy sólidos que lo que buscan es llegar “un paso más allá” especializándose y mejorando aspectos concretos de la edición de vídeo.

Pero a pesar de todos esos cambios el espíritu que mueve esta web sigue siendo el mismo: “Entre todos, lo sabemos todo

Uno de los grandes logros de internet es el conocimiento compartido y en videoedicion.org nos enorgullecemos de poder colaborar aportando nuestros documentos y mensajes del foro a esa gigantesca enciclopedia que es hoy internet. Nos alegra tanto poder ayudar a los que no saben como servir de altavoz para que aquellos que avanzan compartan públicamente sus logros en nuestras páginas.

Así que la respuesta a la pregunta que inicia este apartado, ¿a quién van dirigidas estas páginas? pues A TODO EL MUNDO. A los que quieren aprender y a los que quieren compartir. Nos gustaría que videoedicion.org pueda ofrecer un espacio confortable que pueda alojar a todos los interesados en el vídeo digital.

3.La filosofía y orígenes de esta web

videoedicion.org surge en un momento de mi vida en el que me consideraba autodidacta, porque aproximadamente el 90% de todo lo que sabía de ordenadores lo había experimentado por mí mismo. Con mi 386 y 16 años, a mediados de los ’90, me acostaba a las 3 y 4 de la mañana tocando mis primeros programas de edición fotográfica y los de las tiendas de informática se reían de mí cuando les preguntaba qué necesitaba mi equipo para poder editar vídeo en el ordenador. Era mi sueño… En aquellos tiempos (sin internet) sólo me tenía a mí mismo para sacarme las castañas del fuego y todo mi aprendizaje era ensayo-error.

En el 96 tuve mi primer contacto con Internet y poco a poco empecé a descubrir las páginas web (pocas, rudimentarias, y normalmente con poca información) el correo electrónico, el IRC, el FTP, las descargas y los grupos de noticias. Empecé a darme cuenta de que se “podían encontrar cosas” en internet. Me escaqueaba un montón de horas en la universidad para irme a los ordenadores a llenar mis disquetes de programas y textos que luego leía en casa. Sí… éramos felices con los disquetes de 1,4 Mbytes y su sonido característico (nostálgicos, pinchad aquí) Y llegó el gran día a las puertas del siglo XXI que internet entró en mi casa. Aquello era más de lo que nunca había soñado. Delante de mi ordenador, ante un problema, sólo tenía que conectar para informarme y conseguir todo lo que necesitaba para seguir adelante. Me convertí en una perfecta “sanguijuela”. Entraba en una página, lo bajaba todo, lo leía todo y seguía buscando más páginas para bajar, bajar, bajar. Normalmente no volvía dos veces a la misma página.

Un día, se me ocurrió hacer una de esas primeras páginas tontas y cutres que nadie visita y que no sirven para nada ¿para nada? ¡Ya lo creo que sirvió! Me sirvió para darme cuenta de lo siguiente:

1. Crear y llevar una página web lleva un trabajo considerable TOTALMENTE INAPRECIADO para la mayoría de personas (normalmente suelen ser aquellos que no disponen de página web)

2. Crear y llevar una BUENA página web, vistosa, llena de contenidos y actualizada, es casi un reto inhumano.

3. En internet todo es gratis, pero hay que navegar entre increíbles sartas de mentiras (incluso cuando pagas “x” cantidad al mes te siguen diciendo que es gratis) y atracón de publicidad para poder encontrar páginas que realmente te ofrecen algo a cambio de única y exclusivamente tu visita. Esas páginas personales suelen estar hechas desde el corazón del creador y cuando topas con una de ellas realmente sientes que merece la pena navegar por internet.

Después de comprobar en mis carnes lo difícil que es crear un mantener una web (sobretodo si partes de cero) comencé a valorar cada página web gratis (de las de verdad) que visitaba. Me di cuenta que sin esas páginas internet, al menos para mí, no tendría sentido. Ya no sería la mayor enciclopedia del mundo en donde aprender cualquier cosa que te propongas, sino una basurero enorme lleno de publicidad y engaños para intentar sacar dinero de aquellos que no tienen las cosas claras. Por eso, cada vez que llegaba a alguna página de mi agrado, empecé a enviar un correo al autor para hacérselo saber. Ya no quería ser esa “sanguijuela-chupa-todo-lo-que-puedas-y-vete” sino que quería mostrar mi agradecimiento al autor por su trabajo.

Cuando me metí en el tema de la edición de vídeo mi ignorancia era absoluta. El concepto de “autodidacta” a la hora de aprender conocimientos informáticos pasó de ser “yo me lo curro todo” a “leo todo lo que puedo sobre el tema, me oriento, y luego hago pruebas sobre eso para comprobarlo yo mismo” Sin las páginas que leía estaba perdido y, además, poco a poco me fui dando cuenta de la escasez de páginas en español sobre el tema, con la excepción de http://www.vcdsp.com y su FANTÁSTICO foro y alguna que otra página “suelta”. Fue por eso que me decidí a crear mi página, http://www.videoedicion.org. Bueno… en un principio estaba alojada en mi espacio personal de wanadoo, pero no me gustaba la conexión que ofrecía y 5 MB eran muy pocos. Además, la dirección no molaba…. así que pasé a Galeon (espacio ilimitado, decían…) Mucha publicidad, problemas con los archivos… probé varios servidores gratuitos hasta que me harté, compré un dominio y 20 MB de espacio web propio en un servidor de pago. ¡¡Sí!! Además de mi trabajo totalmente desinteresado, pagaba por tener una web limpia de publicidad y con buena conexión. Desde siempre he tenido MUY CLARO que mi web debía ofrecer TODO lo que a mí me gustaría encontrar en internet. Esa ha sido, es y, al menos de momento, seguirá siendo la filosofía de esta web.

Aunque el tráfico de la web me hizo abandonar el servidor (no podía permitirme pagar el tráfico que generaba) finalmente logré pagar (a fecha Agosto 2002) 20 € al año por el dominio y 8 € al mes por 100 MB de espacio para la web y dominio de correo sin límites. Para evitar un gasto desorbitado, “cedí” un poco y sí que aparecía algo de publicidad en el libro de visitas y en el foro debido a que eran servicios ofrecidos gratuitamente y mantenidos por publicidad.

El hecho de que esté estuviera pagando por ofrecer algo a los demás, se puede interpretar, bajo mi punto de vista, de dos formas:

1. Soy un pobre subnormal. No sólo no me pagan por trabajar, sino que ENCIMA pago yo. Mientras que haya tontos que den, siempre habrá listos que tomen.

2. Estoy colaborando a crear el internet que a mí me gustaría encontrar, una cultura en donde el conocimiento es libre y no posee ataduras. Donde no dependemos de los demás, sino de nosotros mismos y de nuestra voluntad para aprender del inmenso mundo que nos rodea. Donde ponernos en contacto con otras personas con nuestros mismos intereses y compartir y agrandar nuestros conocimientos. Donde la oligarquía del conocimiento de unos pocos no tiene lugar.

Hay una cosa que no he incluido en la segunda postura. Quiero contribuir al internet de LA VARIEDAD, donde cada uno es libre de opinar como quiera y de aportar su grano de arena. Internet no es una excepción a la vida misma. No hay que vivir engañados. Hay cosas que siempre las ha habido, y siempre las habrá. Guerra-paz, amor-odio, solidaridad-egoísmo, conocimiento-analfabetismo y así muchísimas más cosas. No pretendo perseguir una utopía, sino tan sólo contribuir A MI MANERA; que no es ni buena, ni mala. Es una forma de ver las cosas no compartida por unos, o sintonizada con la forma de ver de otros. Mi puerta (la mía y la de videoedicion.org) está abierta en ambas direcciones, tanto para el que le gusta mi forma de ver las cosas y se quiere quedar, como para el que no le gusta y se quiere ir. SEGURO que los que se van encontrarán, en el internet de la variedad, algún otro sitio acorde con su forma de ver las cosas.

4.Notas a las diferentes versiones

4.1.Notas a la Versión Beta (01/09/01)

  • Este manual ha sido elaborado en su totalidad por Ramón Cutanda (videoed) durante el mes de Agosto del 2001 y se puso a disposición pública en internet en versión “beta”, sin finalizar, a partir del 1 de Septiembre del 2001, fecha a partir de la cual ha sido actualizado con la frecuencia indicada en la parte superior de la página índice.
  • Aunque he procurado que la información contenida en este manual sea lo más correcta posible, no puedo asegurar que esto sea así al 100%. Todos los resultados han sido analizados en mi equipo y bajo mi punto de vista personal que no ha de coincidir necesariamente con el de otras personas..
  • Las empresas, marcas y modelos que se mencionan en este manual se usan exclusivamente a modo de referencia y sin ningún otro fin.
  • Algunos enlaces llevan a páginas en las que es posible descargar software. Esos enlaces son meramente orientativos, El lector que haga uso de esos enlaces se compromete a aceptar en su totalidad las normas de cada una de las páginas enlazadas, especialmente en lo que respecta a la utilización del software disponible para descargar, así como la normativa vigente en cada país.
  • En este manual prima el contenido y la rapidez de descarga antes que el diseño. Cuando el manual esté terminado y tenga más tiempo mejoraré el aspecto visual del mismo y posiblemente haga una versión .pdf.

4.2.Prólogo a la Versión 1.2 (12/11/01)

Cuando empecé en esto de la edición de vídeo no lineal estaba realmente perdido, pero es algo que siempre he querido hacer y tenía que aprender fuera como fuera, así que me puse manos a la obra a trastearlo todo para lograr que esto funcionara. Pronto me dí cuenta que había un montón de parámetros para configurar que no tenia ni idea de para qué servían. Cada vez que buscaba información acerca de esos parámetros resultaba que no encontraba nada en español, tan sólo las mismas preguntas repetidas una y otra vez, pero sin contestar. Poco a poco fui encontrando páginas en inglés que iban solucionando mis dudas. Cada vez que conseguía aprender algo que no estaba en el foro, lo publicaba inmediatamente para poder ayudar a otros “compañeros” de camino que andaban tan perdidos como yo.

Desde aquí un muy cariñoso saludo a aquellos que comenzaron a leer mis artículos en el foro de VCDSPAIN (http://granavenida.com/vcdspain/cgi-bin/YaBB/YaBB.cgi) (en especial a BARRACUS) y también a la página web en la que pude encontrar un montón de códecs y aplicaciones con las que realizar mis primeras pruebas.

(http://www.granavenida.com/vcdspain/vcdsp.html) Aquellos primeros comentarios sobre esos artículos me animaron mucho a preparar esta página web. Sentía una satisfacción enorme al comprobar que podía echar una mano a otros en mi misma situación y cada vez que alguien hacía un comentario acerca de mis artículos (todos fueron positivos) más me animaba a seguir escribiendo. Tanto es así, que al final me decidí a confeccionar las páginas que ahora lees. En lugar de escribir artículos que poco a poco quedaban desfasados y desaparecían, quería que permanecieran para otros.

En lugar de artículos sobre temas concretos empecé a tratar todo lo que podía presentar dudas a la hora de trabajar con vídeo digital en el ordenador. Al acabar un artículo siempre había otro que escribir, y luego otro y luego otro… hasta hoy, que todavía tengo temas en el tintero.

Siempre he querido cambiar el aspecto visual de la web, pasar de este texto HTML simple a una página más elaborada, más atractiva visualmente y más fácil de navegar. Siempre lo he dejado para “cuando haya terminado el texto”, pero es que siempre surge algo nuevo. Espero poder hacerlo para primeros de año, porque para entonces espero tener cubiertos todos los aspectos más básicos de la edición.

Termino este prólogo “rollo” (es un lujo que me permito) dando miles de gracias a mis visitantes y en especial a todos aquellos que me proporcionan, de uno u otro modo, su opinión o valoración acerca de la web. Todos ellos tendrán cabida en la versión 2.0 de la web,en la que incluiré, entre otros, un apartado dedicado a “Tu opinión”, en el que incluiré varios cuestionarios y un foro dónde dejar mensajes.

De momento, seguiré trabajando en la versión 1.x ¡Ya falta menos para la renovación

4.3.Prólogo a la versión 2.0 (beta 1) (28/01/02)

Me ha costado mucho trabajo pero por fin tenéis la versión 2.0. Como dije en el foro al anunciar su publicación no puedo presumir de HTML precisamente, pero eso es debido a dos cosas: por un lado prefiero dedicar mi tiempo a la edición de vídeo que al diseño de páginas web y por otro lado un diseño atractivo implica inevitablemente archivos de imágenes que son más lentos de descargar. Mi objetivo es ayudar a la gente con mis manuales, por lo que lo principal es el texto y las imágenes de apoyo. Si además ahora es más fácil navegar si moverse por las páginas, pues me doy por contento. De todos modos no descarto la creación de una página paralela con gráficos para la gente con buena conexión. Ya veremos. Todo se andará

4.4.videoedicion.org … ¿Operación Triunfo? (03/12/02)

Operación Triunfo = un programa de televisión donde gente normal y corriente llega, los entrenan, hacen un concurso para competir entre ellos y acaban siendo famosos de la noche a la mañana vendiendo miles de discos y siendo “punto de referencia” de adolescentes (y no tan adolescentes…) que compran sus discos a millares

videoedicion.org = una página en donde una persona normal y corriente llega, coloca un par de artículos sobre captura de vídeo, lee mucho (entrena) y va ampliando esos manuales con esto… lo otro…, se va haciendo un hueco entre otras páginas de vídeo digital y acaba siendo punto de referencia de miles de visitantes.

Uffffff….. Me está costando asimilarlo. Casi a diario tengo una (o varias) notas de agradecimiento en el libro de visitas, siempre hay consultas por contestar en el foro y el número de visitas ha subido en apenas 2 meses de 400-500 diarias a más de 2.000. Para colmo ya son 3 personas las que me han dicho en 2 días que debería publicar en un libro el contenido de la web.

Hace un mes instalé en algunas páginas de la web un servicio de estadísticas muy completo que me está proporcionando información muy interesante. Lo que más me ha gustado, y sorprendido a la vez, es que las visitas están llegando SIN HACER YO NADA PARA ELLO. Google coloca mi página siempre de las primeras cuando se busca información sobre vídeo digital. Es cierto que mi web trata íntegramente de vídeo digital de modo que pongas las palabra de búsqueda que pongas, mi videoedicion.org las contiene en mayor o menor medida pero, ¿por qué de las primeras? ¿por encima de muchísimas otras páginas que tratan de lo mismo? Todavía no sé muy bien porqué, pero bueno… al fin y al cabo es un “robot” que indexa páginas y vete tú a saber cómo funciona.

Sin embargo, he visto en las estadísticas algo que me ha emocionado: un número similar a las visitas que acceden a través de Google lo hacen a través de mensajes en foros muy diversos, y me ha emocionado porque son los PROPIOS USUARIOS los que habláis bien de la web. Nadie recomienda algo que no le gusta. Es más. Hay muchas páginas que nos gustan, pero no lo suficiente como para recomendarla. Creo que nunca he estado tan falto de palabras para describir lo que eso significa para mí. Significa que todas las horas invertidas han dado sus frutos. Significa que sin corromper mi web con publicidad, intercambio de banners u otras técnicas “publicitarias”, videoedicion.org ha logrado llegar a ser una web de referencia en internet. Una simple web. De un simple usuario. Surgida a partir de un par de mensajes en el foro de www.vcdsp.com. Es como cantar en la ducha, entrar en un programa de la tele, y acabar vendiendo miles de discos y siendo famoso.

No puedo menos que DAR LAS GRACIAS a todas aquellas personas que han dedicado algo de su tiempo a navegar por entre las páginas que he creado y especialmente a todas aquellas que han retenido la URLwww.videoedicion.org en su memoria y la han recomendado a otros usuarios.

Tampoco me olvido Jordy Max, José Luis, Paco Moreno o Alejandro Pérez, grandes colaboradores que han aportado secciones y manuales de un peso enorme en la web y sin los que, probablemente, la web no habría llegado dónde está.

¿Y qué decir del foro? ¿Qué sería de un foro sin vuestras preguntas y sin colaboradores como Raposu? Sería un foro muerto. ¿A un foro muerto le cortan el acceso por exceso de visitas? (está en un servidor gratuito) Es todo un orgullo tener ese tipo de problemas en el que ya estoy trabajando para solucionarlo.

Quizás todo esto tiene “tintes melancólicos” que suenan a despedida. Nada de despedida. Es sólo que esta noche me siento muy emocionado, y orgulloso a la web, y ahora que soy consciente de la gran relevancia que videoedicion.org tiene, tengo que procurar mimarla más que nunca para no defraudar ni a uno sólo de los visitantes que entran.

A todos los habidos y por llegar GRACIAS.

4.5 videoedicion.org 3.11 – Trabajo en grupo (21/11/06)

NOTA: Las autoridades sanitarias advierten que la lectura de este apartado puede provocar somnolencia

Hoy es uno de esos días en los que, en mitad de una escalada, giras la cabeza y ves el paisaje. Sabes que todavía queda mucha ascensión, pero no puedes evitar detenerte a contemplar unos instantes cuanto tienes a tus pies. Sabes que arriba, en la cima, tendrás una vista más amplia de todo pero eso no quita que puedas disfrutar enormemente de cuanto tienes ante ti.

La implantación del nuevo sistema de documentación supone hoy un nuevo punto de inflexión en la página. Aparentemente no supone una cambio tan radical y, a buen seguro, no tendrá una especial significación para una mayoría de usuarios, especialmente para los de “tránsito”, aquellos que únicamente hacen un uso temporal de la página. Sin embargo hoy comienza la culminación de un proyecto que inicié hace ya uno o dos años, no sabría decirlo con certeza. Todos los que han visto crecer videoedicion.org, o aquellos con la paciencia (y probablemente aburrimiento) suficiente como para haberse leído todo este “Acerca de…” sabrán que la página se inició, precisamente, con una única página a la que más adelante, cuando creció, tuve que añadirle marcos para hacerla más navegable. Más tarde se trasladó a un portal y durante los últimos años ha sufrido más o menos cambios en diversos portales. Cada uno de estos portales tuvo sus ventajas e inconvenientes, sus posibilidades y sus limitaciones. Nunca hemos cambiado “por que sí”, sino porque los contenidos y la carga del servidor así  lo han exigido.

A lo largo de estos años ha quedado patente los parches nunca son solución y que, por muy pequeño que se empiece un proyecto, siempre se ha de tener en cuenta la escalabilidad, esto es, la posibilidad de que todo crezca hasta límites inimaginados. Es lo que ha sucedido con infraestructuras, contenidos y usuarios.

Infraestructuras

Cuando los servidores gratuitos se quedan cortos, y cuando lo servidores compartidos no son capaces de asimilar el volumen de peticiones llega el terrible momento de tener que buscar un servidor dedicado. Eso garantiza una buena accesibilidad a todos los contenidos publicados pero… ¿a qué precio? Afortunadamente tenemos a http://www.sys4net.com detrás de nosotros, que nos ofrecen un trato realmente personalizado. En épocas de cambios, como la de estos días, Pedro Raja (el técnico que mantiene los servidores) trabaja casi tanto como yo en videoedicion.org, sólo que su trabajo es invisible a vuestros ojos. Nunca me lo ha confesado, pero Pedro tiembla cada vez que le lleva un ticket de soporte con asunto “¿Podrías instalar….?, ¿Es posible cambiar…?, Necesitaría que instalaras…” De no ser por su buena disposición me vería atado de manos para llevar a cabo muchas de las modificaciones. Cada nuevo módulo que instalo no surge “de la nada”. Antes he descargado scripts, los he subido, instalado, probado… Muchas veces le he pedido a Pedro modificaciones que luego han sido inútiles porque, una vez instalados, muchos de estos scripts no han cumplido las expectativas que había depositado en ellos. No obstante, ahí está siempre Pedro, atento a cualquier nueva petición que pueda hacerle… Y no sólo eso. Siempre ha tenido alguna solución de calidad y económicamente viable para nosotros. Si no fuera, como digo, por su buen hacer videoedicion.org hoy no existiría como la conocemos. O al menos no con la independencia que me da poder costear yo mismo el servicio de alojamiento, sin tener que usar “donaciones” u otras sistemas de mantenimiento que no implicaran la inclusión de publicidad. Siempre he dicho que Pedro y Enrique, técnico y comercial, han sido y serán una parte esencial de parte de videoedicion.org

Contenidos

Durante los primeros años el 100% del material publicado era mío. Bien a través de mis manuales, bien a través de los mensajes del foro, a los que daba respuesta casi a la totalidad. El foro fue el primer “invento mágico” que dio lugar a la participación de los usuarios. Con el tiempo, y para mi sorpresa, descubrí que había ciertos usuarios asiduos que compartían conmigo las labores de atender el foro. Poco a poco videoed dejó de ser el “supered” y se convirtió en un usuario más… Y esto no fue todo. Algunos de estos usuarios asiduos se “atrevían” a hacer sus propios manuales y tutoriales que enriquecían la página. Otros, por su parte, ya tenían algo escrito y publicado en otras páginas, pero accedían gustosos a añadir sus textos aquí. Se empezó a hacer necesaria una clasificación más compleja tanto en el foro como en los manuales. Siempre he tratado de mantener al mínimo el número de categorías, huyendo de la complejidad excesiva, pero cada vez había más material y de temática más diversa que hicieron inevitable la proliferación de categorías. En el proceso traté de hacer un seguimiento de cómo se usaban los manual a través de comentarios, valoraciones y estadísticas. Se probaron diversos métodos con más o menos éxito, pero nunca terminaba de estar satisfecho del todo. Siempre había algo que mejorar.

Por otra parte también era necesario poner a punto la sección de descargas y contar con un sistema que, al igual que los manuales, permitiera clasificar un gran número de archivos diversos pero con la problemática añadida del espacio y la transferencia. Como supongo que muchos sabéis las páginas web pagan por tres servicios: Potencia del ordenador, espacio y transferencia. Con sys4net teníamos garantizado un servidor potente, pero el espacio y transferencia, aun siendo “generosos” no son ilimitados. Aruba.it, por su parte, ofrece servidores muy poco potentes pero con espacio y transferencia ilimitados. Alojar los archivos de la página en sys4net y los archivos en aruba.it es, a primera vista, la solución ideal si no fuera por un problema: Aruba.it hace un seguimiento del uso que se hace de sus servidores y si hay una petición excesiva a sus archivos  por parte de un servidor externo te dan de baja el servicio. Es decir. Si tenemos muchos archivos en Aruba pero no hay ninguna página instalada y todas las peticiones de los archivos provienen de un servidor diferente (en nuestro caso videoedicion.org) te dan de baja el servicio. ¡Oh, gran dilema!

La ascensión que comentaba al principio comenzó con la búsqueda de un sistema de clasificación de documentos y archivos que se ajustara a nuestras necesidades y que tuviera la suficiente escalabilidad como para no presentar problemas en un futuro, al menos, a medio plazo. Había que tener en cuenta además otro punto y es que siempre he querido que los usuarios pudieran colaborar con la página enviándonos cualquier tipo de archivo sin importar el tamaño que tuviera.

Para alcanzar estos propósitos he ido instalando y probando cientos de scripts diferentes, y hablo literalmente, hasta que finalmente he logrado, en cada una de las secciones, todo cuanto quería. Tal y como lo quería. El sistema de documentación, que ha quedado inaugurado esta noche, es el último de esos  apartados que durante tanto tiempo he querido adaptar a las necesidades de la página. Significa el fin de una búsqueda que no tenía fin, el fin de descargas, horas de lectura, pruebas, instalaciones, desilusiones… Estructuralmente la página ha alcanzado un estado de, no diré perfección, pero sí de satisfacción. No he alcanzado la cumbre de la montaña. Qué duda cabe de que todavía hay mucho por hacer, pero hoy me permito sentarme en esa amplia roca en mitad de la ascensión para disfrutar de la vista del camino recorrido. A partir de ahora la página perfeccionará y ampliará sus contenidos, pero no habrá que preocuparse, al menos de momento, por la infraestructura.

Usuarios

Muchas son las emociones vividas con y gracias a los usuarios durante estos dos últimos años. Poco a poco os habéis ido implicando en la página hasta el punto de desplazarme casi por completo de mi puesto de “Administrador principal”. Sigo siendo el director de orquesta y quien dirige el rumbo que lleva la página, pero videoedicion.org no sería lo que es hoy si no fuera por todos vosotros. Y hablo de todos. Publicar una consulta en videoedicion.org implica, por parte de los usuarios recién llegados, depositar su confianza en la página para obtener una respuesta. Si no fuera por esas preguntas otros muchos usuarios no estaríamos aquí, y nunca deberíamos olvidar este punto. Como siempre he dicho, cualquier usuario es un “videoedi” en potencia. Dependiendo del trato recibido, de como se le atienda, ese usuario que entra “sin saber ni cómo” puede acabar quedándose y formando parte de nuestro equipo de colaboradores, de nuestra comunidad; una comunidad mundial con usuarios de todos los rincones del planeta. Muchos nos hemos ido conociendo en persona viajando por media España (algunos incluso a través del océano), otros seguimos siendo palabras pronunciadas por un nick, pero en todo caso nos ha ido uniendo un sentimiento compartido en el que Ayudar es la palabra clave que nos mueve a todos haciéndonos sentir ese grupo especial que un día bauticé como “videoedis”.

No todo ha sido bonito, también hay que decirlo. A veces no ha habido entre nosotros todo el entendimiento que hubiera sido deseable y desde entonces algunas de las decisiones que he tomado no han sido del agrado de todos. A pesar de todo creo que poco a poco nos hemos ido definiendo como grupo y creo que todos cuantos por aquí pululáis compartís en gran medida mi forma de entender videoedicion.org.

La escalabilidad también se extiende a los usuarios porque todos nosotros hemos tenido épocas más o menos prolongadas de ausencia. Las épocas en las que yo he estado ausente han sido especialmente difíciles. Por un lado por todos vosotros. Muchos de los colaboradores habituales se sentían impotentes ante ciertos fallos y problemas de la página que ellos no podían solucionar por carecer de los permisos necesarios. Por otro lado yo también sufría, al ver que desatendía la página y que a pesar de que miles de usuarios entraban a diario a la página en busca de ayuda no podía estar ahí para que todo funcionara como es debido. Sentía que les tendía primero la mano, por haber creado videoedicion.org, y que luego se la retiraba dejándolos sin la ayuda que videoedicion.org prometía.

Poco a poco se han ido creando nuevas secciones, invisibles para la mayoría, en las que ciertos usuarios hemos gestionado el funcionamiento y desarrollo de la página hasta llegar a un punto a día de hoy en el que videoed, el creador, ya no es necesario para que todo pueda seguir funcionando. Distribuidos en varios grupos de colaboradores, ciertos usuarios cuentan con los permisos necesarios para realizar cualquier tarea necesaria en la pagina. Mario es un gran ejemplo de lo que digo. Tomó las riendas en una mala época para mí y volvió a darle vida a la página en un momento en el que todo estaba parado y los fallos abundaban haciendo que tanto usuarios como colaboradores se sintieran decepcionados y en un ambiente que desanimaba a cualquiera a entrar a la página, incluso hasta los más fieles seguidores (GRACIAS, Mario…)

Conclusión (¡que se calle ya este tíooooooooo!)

¿Por qué 3.11 – Trabajo en grupo? Quienes tuvieron la suerte (o desgracia… no sé….) de trabajar con Windows 3.11 y Windows 3.11 para trabajo en grupo recordarán como yo que aparentemente todo era igual. Daba lo mismo tener una u otra versión… salvo por las evidentes mejoras a la ahora de trabajar en red, es decir, en entorno colaborativo. Algo así sucede ahora con videoedicion.org. Para los usuarios pasajeros todo sigue más o menos igual. Cambian los “dibujitos”, los botones… pero sigue ofreciendo lo mismo: manuales, foro, descargas… La GRAN diferencia está en el EQUIPO de trabajo que hay ahora detrás y que permite que, pase lo que pase, estemos quienes estemos al frente, videoedicion.org siga adelante. Porque somos un equipo :)

Ah… hay otro motivo para llamar a esta sección 3.11. Siempre me ha gustado numerar versiones pero, en este caso, he perdido la cuenta. Ha habido tantos “pequeños cambios” que no sabría situar ahora a videoedicion.org. Supongo que andaríamos por la 5.  Como me resisto a llamarla “versión 2007” (siempre se adelantan un año, no se por qué) prefiero hacerlo con este clásico nombre que me teletransporta a mis primeros días al frente de un ordenador.

Ahora sí… gracias a todos por vuestro apoyo todos estos años. Soy un rollero, lo sé, pero ser el jefe tenía que tener aguna ventaja ¿no? Además, siempre estáis a tiempo de no leer, pero no veáis lo feliz y satisfecho que me he quedado yo después de escribir todo esto… jejeje….

Un saludo a todos

4.6 El plantador de dátiles (16/09/07)

En un oasis escondido entre los más lejanos paisajes del desierto se encontraba el viejo Eliahu de rodillas, al lado de unas palmeras datileras.
Su vecino Hakim, el acaudalado mercader, se detuvo en el oasis para que sus camellos abrevaran y vio a Eliahu sudando mientras parecía escarbar en la arena.

¿Qué tal, anciano? La paz sea contigo.
-Y contigo- contestó Eliahu sin dejar su tarea.
-¿Qué haces aquí, con este calor y esa pala en las manos?
-Estoy sembrando- contestó el viejo.
-¿Qué siembras aquí, Eliahu?
-Dátiles- respondió Eliahu mientras señalaba el palmar a su alrededor.
-Dátiles- repitió el recién llegado. Y cerró los ojos como quien escucha la mayor estupidez del mundo con comprensión-. El calor te ha dañado el cerebro, querido amigo. Ven, deja esa tarea y vamos a la tienda a beber una copa de licor.
-No, debo terminar la siembra. Luego si quieres, beberemos…
-Dime, amigo. ¿Cuántos años tienes?
-No sé… Sesenta, setenta, ochenta… No sé… Lo he olvidado. Pero eso, ¿que importa?
-Mira amigo. Las datileras tardan más de cincuenta años en crecer, y sólo cuando se convierten en palmeras adultas están en condiciones de dar frutos. Yo no te estoy deseando el mal, y lo sabes. Ojalá vivas hasta los ciento un años, pero tú sabes que difícilmente podrás llegar a cosechar algo de lo que hoy estás sembrando. Deja eso y ven conmigo.
-Mira, Hakim. Yo he comido los dátiles que sembró otro, otro que tampoco soñó con comer esos dátiles. Yo siembro hoy para que otros puedan comer mañana los dátiles que estoy plantando… Y aunque sólo fuera en honor de aquel desconocido, vale la pena terminar mi tarea.
-Me has dado una gran lección, Eliahu. Déjame que te pague con una bolsa de monedas esta enseñanza que hoy me has dado- y, diciendo esto, Hakim puso en la mano del viejo una bolsa de cuero.
-Te agradezco tus monedas amigo. Ya ves, a veces pasa esto: tú me pronosticabas que no llegaría a cosechar lo que sembraría. Parecía cierto, y sin embargo, fíjate, todavía no he acabado de sembrar y ya he cosechado una bolsa de monedas y la gratitud de un amigo.
– Tu sabiduría me asombra, anciano. Ésta es la segunda gran lección que me das hoy, y quizás es más importante que la primera. Déjame pues que pague también esta lección con otra bolsa de monedas.
– Y a veces pasa esto – siguió el anciano. Y extendió la mano mirando las dos bolsas de monedas-: sembré para no cosechar y, antes de terminar de sembrar coseché no sólo una, sino dos veces.
– Ya basta, viejo. No sigas hablando. Si sigues enseñándome cosas tengo miedo de que toda mi fortuna no sea suficiente para pagarte…

De un cuento sefardí de Leo Rothen’s Jewish Treasury, ed. Bantam Books. Incluído en el libro Déjame que te cuente de Jorge Bucay, ed. RBA

4.7 Una segunda oportunidad (22/11/2015)

La “editorial”, en esta ocasión, será breve. El 1 de noviembre de 2015 videoedicion.org estuvo a punto de cerrar sus puertas y desaparecer. Las semanas previas fueron difíciles y duras y, siendo sincero, ahora mismo no me apetece forzar recuerdos que no quiero revivir. Pero esa fecha, el 1 de noviembre, marca claramente un nuevo punto de inflexión en la vida de videoedicion.org. Llevo varios días trabajando en el traslado de la documentación desde el sistema anterior al foro. Y los primeros documentos que he querido trasladar han sido las Normas de uso y este “Acerca de” No he querido hacer un “copia y pega” sin más, así que he leído ambos documentos con gran detenimiento, eliminando, actualizando y agregando todo lo que he estimado oportuno en cada momento. Acabo de terminar de revisar el “Acerca de” y no puedo dejar de asombrarme por un lado, y de sentirme emocionado por otro.

videoedicion.org nació como un proyecto personal que fue creciendo sin parar hasta convertirse claramente en un proyecto colaborativo en el que yo era, simplemente, uno más. Y ahí empezaron los problemas. Pronto pude comprobar que es absolutamente imposible contentar a todo el mundo: Creedme si os digo que en videoedicion.org hemos intentado de todo para que esta web fuera un lugar lo más democrático y abierto posible. Pero al final, se hiciera lo que se hiciera, siempre ha habido grupos de usuarios que se han sentido “traicionados” y que se han marchado decepcionados y dolidos. Siempre me he sentido responsable de esas marchas por un lado y, a la vez, tremendamente impotente. Porque tomara las decisiones que tomara, nadie ganaba. Y todas esas tensiones siempre me causaron gran dolor personal. De unos años a esta parte, he tenido multitud de situaciones personales que me han alejado prácticamente por completo de videoedicion.org y en los últimos meses la web ha estado en “piloto automático” navegando a la deriva. Esta situación, nuevamente, dio lugar a importantes tensiones y malestares entre los pocos usuarios que se mantenían implicados colaborando a diario en videoedicion.org. Al final tiré la toalla y decidí abandonar la administración de videoedicion.org. Y nadie quiso tomar el relevo. Nadie quiso hacerse cargo de videoedicion.org. Y en ese momento quedó claro que videoedicion.org desaparecería.

Conforme se acercaba la fecha de la “desconexión” decidí darle a videoedicion.org una segunda oportunidad. El hecho de que, aún sabiendo que yo abandonaba videoedicion.org, nadie se decidiera a asumir la administración hizo que me sintiera de nuevo legitimado a “tomar las riendas” y decidir el futuro de videoedicion.org sin contar con nadie más. A fin de cuentas, videoedicion.org estuvo al alcance cualquiera, pero nadie quiso hacerse cargo. Así que entre dejarla “morir” y volverme un “egoísta” para hacer las cosas a mi manera opté por la segunda opción. Y ha resultado como volver a los orígenes en los que videoedicion.org fue un proyecto mío, 100% personal. Es evidente que videoedicion.org, a día de hoy, es la suma de muchísimas aportaciones desinteresadas. No solo la mía. Es más, soy de los que menos aportan a día de hoy. Pero, como digo, el hecho de que nadie quisiera administrar esta web me hizo sentir legitimado para poder tomar de nuevo todas las decisiones con respecto a su futuro sin contar con nadie más. Todas esas decisiones están comentadas extensamente en este mensaje, de modo que no me extenderé más aquí.

Ahora, esta noche, tras hacer un repaso por toda la historia de videoedicion.org me siento realmente afortunado. Aún en el caso de que videoedicion.org hubiera desaparecido finalmente, todo habría merecido la pena. Del primer al último minuto invertido. De la primera a la última línea o palabra. Crear y administrar videoedicion.org sido una experiencia fantástica que me ha enriquecido enormemente como persona y que me ha permitido incluir como amigos a algunas de las personas más admirables que he conocido en mi vida.

El futuro de videoedicion.org sigue siendo incierto a día de hoy. Pero si he de ser sincero, después de lo que hemos pasado en las últimas semanas no creo ya que vaya a desaparecer nunca. Creo firmemente que siempre habrá un “hilo” de esperanza y que se podrá solventar cualquier eventualidad que pueda surgir en el futuro. ¿Cómo? No lo sé… Ahora mismo vuelvo a estar muy motivado con la web y le estoy dedicando una cantidad gigantesca de horas al día y a la semana. Pero no puedo engañarme ni a mí mismo ni a todos vosotros. Sé que este entusiasmo es temporal y que antes o después mi segunda pasión, el vuelo real y simulado, volverá a tomar el lugar de  privilegio que se ha ganado en mí. En ese momento, videoedicion.org pasará de nuevo a un segundo plano. Pero aún así, estoy convenido de que podrá seguir funcionando correctamente en “piloto automático” Soy plenamente consciente que algunas de las decisiones que he tomado estas últimas semanas, como en otras ocasiones, no han sido del agrado de todos. Pero por el momento mis decisiones son la única forma viable de hacer que videoedicion.org tenga un segunda oportunidad y pueda seguir adelante durante mucho más tiempo.

Como en tantas otras ocasiones, no puedo despedirme sin dar mis gracias más sinceras y sentidas a TODOS vosotros por estar ahí. Por haber estado siempre ahí. Espero, de corazón, que lo sigáis estando mucho tiempo más.

Un fuerte y sincero abrazo para todos vosotros.

Seguimos escribiendo la historia de videoedicion.org todos juntos.

4.8 La magia del SSI.php

Durante años, la sección de documentación ha sido un módulo completamente independiente, primero del foro, y luego del Portal (basado en el foro) Nunca pude averiguar cómo integrarlo y tampoco encontré una forma satisfactoria para mí de publicar en el foro los documentos de esa sección.

Tras los cambios indicados en el punto anterior busqué, por una parte, un cambio “visual” que dejara claro que videoedicion.org era “diferente” a lo que había sido anteriormente. Por otra parte, y ya que cambiaba todo, también intenté lograr una integración. Abreviaré diciendo que durante prácticamente dos meses intenté de todo, pero sin éxito. Así que finalmente cambié únicamente la plantilla, es decir, el aspecto visual del portal+foro. Todo lo demás siguió funcionando como hasta ahora.

Tras unas cuentas semanas alejado por completo de videoedicion.org puse de nuevo toda la carne en asador para tratar de encontrar una integración. Y tras mucho, mucho, mucho, pero que mucho buscar, escondido en un rincón al que ningún buscador pudo llegar, leyendo uno a uno decenas y decenas de mensajes en el foro oficial de SMF (http://simplemachines.org) encontré lo que necesitaba. Fue, literalmente, como buscar y encontrar una aguja en un pajar… pero ahí estaba. La fórmula mágica que hay que agregar al final de  la sección de encabezamiento de cualquier plantilla (</head>) permite integrar cualquier sistema o módulo dentro del portal es ésta:

<?php
require_once('SSI.php');
template_header();
?>

Y… voilà! No obstante, no todo iba a ser tan sencillo como parecía en un principio porque al mostrar dos sistemas diferentes de forma simultánea se mezclan las hojas de estilo (llamadas CSS) No entraré en los detalles pero, el resultado es que todo quedaba “manga por hombro”, con una mezcla totalmente inaceptable de márgenes, fuentes, colores y texto en “ubicaciones imposibles” De nuevo, estuve más de dos meses peleándome con todo tipo de Wikis y blogs buscando sistemas o plantillas (y a veces las dos cosas) que pudieran integrarse de forma “medianamente aceptable” y sencilla. Y por fin, durante mis vacaciones de Semana Santa, y nuevamente tras muchísimas horas de pruebas, logré una integración perfecta (bueno… casi…) el conocido sistema de blogs Worpress.

A partir de ahora toca trasladar toda la documentación del sistema anterior al nuevo. Y ya que estamos de mudanza aprovecharé para hacer algo que llevaba MUCHÍSIMO tiempo queriendo hacer: revisar y actualizar todos los documentos, uno a uno, y “archivar” aquellos que ya estén desfasados.

¡Ah! Casi se me olvida. Falta hablar de las noticias… Mantener las noticias de portada actualizadas, al menos tal y como lo he venido haciendo durante los últimos años, es una tarea que me consume muchísimo tiempo y, precisamente por eso, finalmente han quedado abandonadas. Sin embargo, he encontrado una forma que, creo, está a medio camino entre no publicar noticias y hacerlo como hasta ahora. Se trata de publicar únicamente el “titular” con el enlace a la fuente que, a menudo, estará en inglés. No es lo ideal pero, a cambio, es algo que no me cuesta ni mucho esfuerzo ni, sobretodo, mucho tiempo. Lo imporatante será “dar la noticia” Seguro que, aunque esté en inglés, quienes estén interesados podrán profundizar más. He hecho, además, un ofrecimiento por si algún usuario de videoedicion.org está interesado en hacer la traducción al español de todo lo que vaya publicando. No estoy seguro del todo si alguien se animará pero, si alguien lo hace, sería una solución simplemente perfecta que, como digo, no me llevaría ni mucho tiempo ni mucho esfuerzo y, creo, nos beneficiaría a todos.

En resumen, creo que estos dos cambios son un importante paso adelante para videoedicion.org que le garantiza continuidad y un próspero futuro.

Gracias a todos los que seguís ahí a pesar de todo. Espero poder seguir contando con vosotros.

Un abrazo.

5. videoedicion.org a lo largo del tiempo

En este apartado podrás conocer cómo era videoedicion.org en sus orígenes y cómo ha ido evolucionando a lo largo del tiempo hasta llegar a lo que ves hoy… Como suele decirse “los orígenes fueron humildes”, de modo que no te asustes si lo ves todo muy cutre… Ten en cuenta, además, que muchos enlaces estarán rotos y habrá otra serie de fallos como consecuencia del desuso.

videoedicion.org 1.2 – 21 de Enero de 2002

Aunque esta versión sigue siendo muy “primitiva” ya habíamos pasado de una única página, un único texto, a contar con un menú de contenidos que trataba de organizar la creciente cantidad de información

videoedicion.org 2.0 – 03 de Febrero de 2003

A pesar de ser también un versión visualmente muy poco atractiva, la versión 2.0 supuso un importante avance en lo que estructuración de la información se refieren. Pasamos de una única página indexada a contar con marcos y varios apartados: manuales, foros, chat, enlaces, descargas. Los más viejos del lugar recuerdan esta versión como la de “aquel famoso CD…

videoedicion.org 3.0 – 12 de Febrero de 2004

La versión 3.0 fue la primera en la que usamos un  portal de contenidos. El cambio a nivel visual y de navegación fue espectacular, aunque básicamente se mantenían las mismas secciones y contenidos de la versión anterior. El portal elegido fue LSP (actualmente TinyPortal) por estar basado por completo en nuestro foro SMF

videoedicion.org 4.0 – 31 de Diciembre de 2005

A pesar de la fuerte integración con SMF el portal LSP no pudo cubrir todas las necesidades que videoedicion.org demandaba y fue necesario buscar un portal más flexible. Mambo (actualmente Joomla!) surgió con la solución perfecta. Totalmente integrado con SMF ofrecía (y ofrece) un número prácticamente ilimitado de módulos y funcionalidades para ofrecer en la página cuanto fuera necesario.
NOTA: esta versión no se ha almacenado correctamente.

videoedicion.org 5.0 – 10 de Junio de 2006

El final del 2005 y los primeros meses del 2006 no fueron nada fáciles. Por motivos personales no pude acceder a la página en varios meses dejando tirados, literalmente, a todos los usuarios de videoedicion.org que veían con impotencia cómo la página estaba caída o la navegación era tan lenta que hacía imposible ver o escribir nada. Quizás es demasiado decir que sin Mario videoedicion.org no existiría, pero lo cierto es que fue él quien en mi ausencia, para descartar cualquier fallo en los módulos de Joomla!, decidió instalar un nuevo portal desde cero (MKPortal) con el que se solucionaron los problemas de sobrecarga. Lógicamente un nuevo portal supuso una nueva remodelación completa de todo

videoedicion.org 5.1 – 10 de Noviembre de 2006

A simple vista esta “nueva versión” no aportaba nada nuevo. Sin embargo supuso importantes cambios internos para descentralizar la administración y evitar que, en caso de que yo personalmente no pudiera atender la página, todo quedara abandonado. De cara al usuario el cambio más importante fue, sin duda, los nuevos módulos de documentación y de contacto.

videoedicion.org 5.2 – 15 de Diciembre de 2006

Surgen nuevos problemas de rendimiento  y se toma la decisión de simplificar al máximo todas las plantillas y módulos para aligerar tanto como sea posible la carga en el servidor.

videoedicion.org 6.0 – junio de 2010

El portal anterior MKPortal fue un proyecto de un programador italiano que, a pesar de sus muchas cualidades, poco a poco fue cayendo en desuso. Cada vez había menos mantenimiento y empezaron a detectarse graves fallos de seguridad que no se solucionaban. El portal se convirtió en un coladero de spam y, lo que es peor, nuestro servidor empezó a usarse para enviar spam sin nuestro consentimiento; lo que estuvo a puntos de meternos en un buen lío. El cambio de portal se convirtió entonces en una necesidad.

MKPortal nos gustaba mucho y la verdad es que no cambiamos por gusto. De entre todas las opciones disponibles en ese momento, SimplePortal fue la más flexible y la que mejor se adaptaba a nuestras necesidades. Los cambios en el foro original SMF eran mínimos y la integración fue total y sin ningún cambio funcional aparte del visual.

videoedicion.org 6.1 – 1 noviembre de 2015

En esta nueva versión no hay cambios a nivel técnico ni visual. Sin embargo, los importantes cambios a nivel de funcionamiento sí justifican el salto de versión:

  • Se deshahilitan algunas secciones como las descargas, enlaces y galería de usuarios con objeto de poder administrar la web de forma más fácil.
  • Se prescinde de moderadores y se pasa a tener un único administrador que se hace cargo de todas las tareas de mantenimiento. Se insta a los usuarios a reportar cualquier contenido que necesite revision.
  • Los usuarios con más de 1.000 mensajes pasan a ser “Consejeros” y tienen acceso a un foro privado
  • Se deja de traducir noticias. La publicación se limita a imagen ilustrativa, titular y enlace a la fuente.

videoedicion.org 6.2 – diciembre de 2015

  • Se modifica por completo nuestro aspecto visual apostando por un diseño ligero y moderno y con colores a juego con el logo de videoedicion.org. El azul por defecto nunca terminó de encajar en ese sentido. Aún así, se dejó la posibilidad de que los usuarios elegieran su diseño favorito desde su perfil de usario.
  • Después de muchos, muchos, muchos años y tras muchas, muchas, muchas horas de pruebas se logró, por fin, integrar un sistema de documentación, WordPress en este caso, en el portal

videoedicion.org 6.3 – enero de 2017

En enero de 2017 se instaló un certificado SSL en el servidor, por lo que videoedicion.org pasó a ser una web segura. Y ya que estaba de tareas de mantenimiento se instalaron diversas nuevas funciones que, en su conjunto, justifican más que de sobra el salto de la versión 6.2 a la version 6.3. Estas nuevas funciones son:

Además de esos cambios a nivel de software, el 1 de diciembre de 2016 tuvimos que deshacernos del viejo servidor que había dado servicio a videoedicion.org durante los últimos 7 años pero que en los últimos meses alcanzaba con mucha frecuencia el 100% de uso de la CPU. En otras palabras, que videoedicion.org había crecido pero el servidor se había quedado pequeño. Así que tuvimos que trasladarnos a un nuevo servidor MUCHO más potente que el anterior. El problema inicial, claro está, era el precio de este nuevo servidor. Desde octubre de 2015 teníamos un acuerdo con Megacursos mediante el cual hacían un uso exclusivo de todos los banners de la web. El precio acordado en ese momento fue el del coste de mantenimiento de la web. Ni más, ni menos. Cuando surgió la problemática de tener que actualizar el servidor le planteábamos la situación a Megacursos y accedieron a asumir el incremento en el precio de los servidores así que, afortunadamente, y gracias al esfuerzo económico de Megacursos, podemos ofrecer un servicio mejorado sin tener que recurrir a donaciones o a costear el servidor personamente como sucedía en otras épocas.

El salto de versión ha traído consigo en esta ocasión muchas e importantes novedades. ¡videoedicion.org sigue teniendo vida para rato!

Gracias a todos por vuestro apoyo 🙂

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario