Print Friendly, PDF & Email

Sobre este artículo

La orientación de este artículo, más que hacer una lista de cuáles son los pricipales cambios y novedades con respecto a la versión 11 anterior y detallar esos cambios, es la de descubrir a quienes no lo conocen o no lo han usado qué ofrece. La idea es analizar y comentar el producto en su conjunto, con todas las funcionalidades disponibles en esta versión 12. Por supuesto, se hablará de las novedades, pero es importante dejar claro que no solo hablaré de ellas.

Presentación

Los orígenes de DaVinci como sistema de gradación de color se remontan nada menos que primeros de los 80 y desde entonces siempre ha sido un sistema de referencia para las grandes productoras cinematográficas.

En el año 2009 Blackmagic Design anunció la compra de da Vinci Systems y apenas un año después lanzó la versión 7 que prescindía del costosísimo hardware asociado a este sistema de edición, de varios cientos de miles dólares, y lanza, por solo 995$ (dólares americanos) una versión solo de software compatible con equipos Mac que cumplan unos mínimos requisistos de hardware y, por supuesto, también con las mesas de gradación originales.

Al año siguiente, de nuevo, Blackmagic Design vuelve a sorprender con la presentación de DaVinci Resolve 8 Lite; una versión completemente gratuita con muy pocas limitaciones con respecto a la versión completa. A los pocos meses, además, se anunciaba la disponibilidad de una versión para Windows.

Aunque las versiones 9 y 10 contaban con rudimentarias herramientas de edición, en 2014 Blackmagic da un nuevo giro de tuerca anunciando que DaVinci Resolve 11 incorpora una importante mejora en las herramientas de edición de vídeo no lineal disponibles, lo que en algunos casos permite prescindir del uso de un editor de vídeo externo.

Y llegamos a la versión 12, la actual, y nos encontramos que Blackmagic Design ha hecho un fantástico trabajo de mejora en sus principales funciones de edición de vídeo hasta el punto de que ya no es solo “una función adicional”, un “extra” a sumar a la gradación de color. DaVinci Resolve se ha ganado por méritos propios el poder codearse de tú a tú con sistemas tan establecidos como Adobe Premiere, Apple Final Cut Pro o Avid Media Composer. Si a sus ya consolidades funciones de edición le agregamos la cualidad por la que DaVinci Resolve siempre ha destacado, la gradación de color, y miramos el precio, cero euros, es inevitable darse cuenta que DaVinci Resolve 12 brilla con una luz propia tan intensa que es casi imposible no girar la cabeza para prestarle atención. DaVinci Resolve es ahora un producto redondo, increíblemente completo, que no necesita de herramientas externas adicionales en ninguna de las etapas del proceso de edición, desde la captura a la exportación, para lograr resultados profesionales.

Tu cara me suena

Módulo de edición de DaVinci Resolve 12
Sala, o pestaña de edición, de DaVinci Resolve 12

La sensación que se tiene cuando se intenta editar con DaVinci Resolve 12 por primera vez es la de “tu cara me suena”. Da igual que vengas de editar en Avid Media Composer, Adobe Premiere o, como en mi caso, de Final Cut Pro X. Hay diferencias y, al mismo tiempo, algo en común a todos ellos. Tanto la interfaz como los menús resultan “extrañamente familiares” de modo que a pesar de las diferencias con otros sistemas usar Resolve resulta intuitivo desde el minuto uno. Todo es lógico y parece tener “sentido” y aunque es cierto que hay que consultar la documentación de vez en cuando, la mayoría de tareas básicas se pueden realizar “por instinto” Lo peor, sin duda, es adaptarse a decenas de nuevos atajos de teclado. Aunque siempre es mejor adaptarse a las configuraciones por defecto de cada aplicación, a pesar de que eso suponga cierto tiempo de aprendizaje, DaVinci Resolve te permite imitar los atajos de teclado de “la competencia” para que puedas seguir usando los atajos que ya usas de forma habitual en aquellas funciones equivalentes entre Resolve y la aplicación a “imitar” además de, por supuesto, personalizar tus propios atajos de teclado.

Entradas y salidas

Gestión de medios en DaVinci Resolve 12
Gestión de medios

Como era de esperar, Resolve admite sin problemas la práctica totalidad de codecs de vídeo profesionales tanto de entrada como de salida, destacando en su compatibilidad con archivos RAW de cámaras de alta gama. No olvidemos que el núcleo de Resolve ha sido siempre la gradación de color, y exprimir el máximo de calidad de los archivos originales, especialmente de cámaras orientadas a producciones de calidad cinematográfica, es una de sus máximas prioridades. El único códec que se echa en falta es el H.265, tanto de entrada como de salida.

La línea de tiempo no solo permite mezclar sin problemas archivos de diversos formatos sino que además es posible generar de forma sencilla archivos proxy para trabajar con formatos exigentes como el H.264 o realizar ediciones complejas con mayor soltura.

En cuanto a la gestión de archivos una de las novedades importantes de la versión 12 es que ahora ofrece un potente sistema de catalogación mediante metadatos, etiquetas y carpetas inteligentes que permite organizar con un altísimo nivel detalle todos los archivos de entrada y eso, a su vez, facilita poder localizar fácilmente cualquier clip de vídeo durante el proceso de edición.

Cabe destacar también la facilidad con la que se pueden crear copias de los proyectos y todos los medios usados para poder usarlos en otros equipos, ya sea en Resolve u otros sistemas como Final Cut, Premiere o Media Composer, o bien para generar copias de seguridad completas.

Edición

Los mayores cambios en DaVinci Resolve 12 han llegado al módulo de edición y son los responsables de que en este artículo se hable de él con tanto entusiasmo. Como editor de vídeo, Resolve 12 es potente, flexible e intuitivo. Las herramientas de edición son variadas y gracias a los ajustes contextuales en lugar de tener que elegir las herramientas de entre una larga lista tendremos siempre a la mano las herramientas más lógicas para la tarea que estemos llevando a cabo. Además, Resolve 12 estrena el anidamiento de escenas. Es decir, podemos agrupar una serie de clips en un único contenedor con todas las ventajas que eso supone. Otra función que les será muy familiar a los usuarios de Final Cut Pro X es la de “Audiciones”, que en el caso de Resolve 12 se llaman “Tomas” y permiten generar variaciones de una misma escena, lo que resulta muy útil cuando se duda entre varias versiones.

Una de las grandes novedades de la versión 12 en el módulo de edición de Resolve es la edición multicámara, que permite sincronizar cámaras mediante código de tiempo, ondas de audio o puntos de referencia manuales. El funcionamiento es similar a otros sistemas multicámara, por lo que con unos pocos clics es fácil hacerse con su funcionamiento.

Editor de efectos en DaVinci Resolve 12
Editor de efectos

Con respecto a la aplicación de efectos, hay que destacar la potencia y sencillez del editor de keyframes y curvas Bézier y extra de funcionalidad de su nuevo sistema de tracking 3D. Es decir. Ahora, además de analizar el tamaño y movimiento en los ejes X e Y también analiza el movimiento en la profunfidad asociado al eje Z.

El diseño de DaVinci Resolve siempre ha girado en torno a obtener la máxima calidad posible en todos sus proyectos y ahora aplica esa misma filosofía al módulo de edición dotándolo de análisis óptico de las imágenes, lo que ofrece una gran flexibilidad de trabajo a la hora de modificar la velocidad de reproducción, conformar vídeos con velocidades de fotograma diferente, reescalar y/o estabilizar.

En cuanto al audio, Resolve 12 estrena un nuevo motor de audio con nuevas funciones y, sobretodo, con rendimiento mejorado capaz de realizar un mayor número de tareas en tiempo real. Ofrece, además, compatibilidad con plugins de audio VST y AU y permite exportar las líneas de tiempo a Avid Pro Tools mediante archivos AAF.

Uno de los pocos puntos en los que el módulo de edición de Resolve tiene mucho margen de mejora es en cuanto a transiciones, filtros y efectos. Las transiciones son de calidad, pero poco variadas. En cuanto a filtros y efectos DaVinci viene completamente desierto y es necesario recurrir a terceros desarrolladores. DaVinci Resolve hace uso de la arquitectura de efectos OpenFX, la misma que usan otras aplicaciones como Fusion, Sony Vegas o Nuke. Algunas de las empresas que ofrecen plugins compatibles son Genarts, BorisFX o RE:Vision Effects. Aunque los productos de estas empresas son de incuestionable calidad lo cierto es que el número de efectos disponibles es bastante inferior a sus competidores. No obstante, recordemos las importantes mejoras de Resolve 12 a la hora de importar y expotar proyectos desde y hacia otros sistemas NLE, de modo que si es necesario puede aplicarse un filtro o efecto en particular en nuestroe editor habitual.

En DaVinci Resolve se podía gradar el color ¿verdad?

Sala de gradación en DaVinci Resolve 12
Sala o pestaña de gradación

Con todos los cambios en la sección de edición, y siendo la gradación de color el último paso habitual en los proyectos, hemos dejado también la gradación de color en Resolve para el último lugar. Pero no olvidemos que aún con todas las mejoras en la edición, la gradación de color sigue siendo el “plato fuerte” de Resolve. Y quizás por ese motivo no haya tantas novedades en este área. Además, Resolve es un sistema tan consolidado en la gradación de color que realmente resulta complicado realizar cambios importantes en este módulo. No obstante, también hay novedades. Una muy práctica es la nueva función de igualar tomas que permite seleccionar una escena e “igualar” el aspecto visual de esa escena a otros planos. No solo es una función práctica sino que los resultados son bastante efectivos ofreciendo un punto de partida excelente en el que son necesarios muy pocos ajustes para alcanzar el aspecto deseado. Esto permite emplear menos tiempos en ajustes básicos y dedicarlo, en su lugar, a ajustes finos y otros detalles.

Otra novedad a destacar es la nueva y mejorada herramienta de selección de colores que ahora, además de por rango de colores, permite seleccionar colores por zonas en un espacio “tridimensional” de la imagen.

Selección de colores 3D en DaVinci Resolve 12
Selección de colores 3D en DaVinci Resolve 12
Selección de colores 3D

En cuanto a la organización de la interfaz, ahora es posible definir filtros personalizados, convertir cualquier ventana en una curva Bézier, unir varios nodos en uno compuesto o aplicar gradaciones de forma simultánea a varios clips.

Conectado con el mundo exterior

Si en el apartado de software Blackmagic ha hecho un importante esfuerzo en que Resolve pueda comunicarse con otras aplicaciones de vídeo en el cuanto a hardware la cosa cambia ya que, como también era de esperar, Resolve únicamente es compatible con dispositivos de entrada y salida de vídeo fabricados por la propia Blackmagic. No obstante su extensísimo catálogo cubrirá, sin duda, todas las necesidades que se tengan al respecto. Además, y teniendo en cuenta que Blackmagic regala el software, quedaría un poco “feo” comprar el hardware en la competencia.

DaVinci Resolve Advanced Control Surface
Mesa de control DaVinci Resolve Advanced Control Surface
La única excepción se encuentra en las mesas de control para realizar la gradación de control. Además de con la original de Blackmagic Design, Resolve 12 es compatible con las mesas Tangent Devices Wave y Element, Avid Artist COlor, OxygenTec Propanel y JLCooper Eclipse CX.

Bueno, bonito y… ¿gratuito?

Resulta difícil de creer que Blackmagic Design se pueda permitir ofrecer un sistema tan completo y profesional como DaVinci Resolve de forma completamente gratuita. Sin embargo, distribuir el software sin coste para los usuarios permite que miles y miles de estudiantes y profesionales del vídeo lo puedan instalar y aprender a usarlo en sus equipos que, recordemos,  pueden ser Macs o Windows. Y después de usar un software tan potente y versátil surge pronto la pregunta ¿Por qué pagar cientos de euros por un solución de edición de vídeo cuando puedo hacer todo lo que necesito con una aplicación gratuita? En el plazo de unos años será difícil encontrar a algún editor de vídeo que no lo haya instalado y probado y, por tanto, no tenga, al menos, unos conocimientos mínimos sobre Resolve. De hecho, es de esperar que haya un elevado número de ellos que sean usuarios avanzados.

Y cuando de usuarios avanzados se trata llegamos pronto a la versión Studio que está perfectamente enfocada a productoras de mediano y gran tamaño. Resolve Studio no es gratuita. Tiene un precio de 895€. Pero supone un coste asumible para los usuarios a los que va destinado. Y es que sus funciones de trabajo colaborativo, producciones 3D y trabajo distribuído entre múltiples tarjetas gráficas no están pensadas ni para editores independientes ni pequeñas productoras. Es en este entorno de trabajo, además, donde cobra sentido adquirir y hacer uso de las mesas de control de Resolve. Su precio, de 26.955€, deja bien claro que se necesita un elevado volumen de trabajo para poder rentabilizar una inversión de ese tipo. A cambio, sus usuarios serán mucho más productivos; lo que a su vez les permitirá atender a un mayor volumen de trabajo.

Todo parece indicar que la apuesta a medio-largo plazo de Blackmagic Design es la de que Resolve se convierta en la aplicación de referencia para todo tipo de usuarios: desde los que se inician a los que mueven miles de euros al mes. Cuando en unos años haya previsiblemente miles de usuarios formados en el uso de DaVinci Resolve, probablemente la apuesta más sencilla para las grandes productoras sea la de usar la plataforma para la que podrán encontrar un mayor número profesionales formados con facilidad: DaVinci Resolve. Y por supuesto, eso implica licencias de la versión Studio y mesas de control. Además, Blackmagic Design ha sido lo bastante inteligente como para no tratar de ganar usuarios “por la fuerza” Así, las mejoras no solo han llegado a las herramientas y opciones de edición de vídeo. También se ha hecho un gran trabajo en mejorar el intercambio de proyectos con otros sistemas de edición como Adobe Premiere, Avid Media Composer o Final Cut mediante el uso de archivos de intercambio XML o AAF. De modo que incluso aquellas productoras más reacias a introducir DaVinci Resolve podrán “darle una oportunidad” ya que podrán seguir editando con su software habitual y usar Resolve, al menos inicialmente, solo para las gradaciones de color que es, a fin de cuentas, la que hasta ahora era su principal funcionalidad. No olvidemos que, aún en el caso de grandes productoras que requieran la versión Studio de pago, la versión gratuita de Resolve permite probar la aplicación con muy pocas limitaciones con respecto a la versión Studio, lo que permite probar de primera mano las cualidades de Resolve. Y puesto que “por probar no pasa nada…”, especialmente un producto gratuito, y dada las cualidades de Resolve es muy probablemente que un número elevado estudios decidan usar la versión Studio, de pago, una vez que hayan probado la gratuita.

Por último, y para no dejar ningún fleco, conviene recordar que hace justo un año Blackmagic Design adquirió la empresa eyeon y, meses después, lanzó una nueva versión de su potente y prestigioso software de composición Fusion con la misma filosofía que Resolve: ofreciendo una versión completamente gratuita y otra de pago, también llamada Studio. Es decir, Blackmagic ofrece edición y gradación con Resolve; pero también composición con Fusion para que todas las necesidades respecto a la edición de vídeo queden cubiertas “en casa”.

Para terminar, un ejemplo real

En el siguiente enlace tenéis un ejemplo real, cedido por Blackmagic Design, de cómo se ha usado DaVinci Resolve en el largometraje “Absolutamente cualquier cosa”

Vídeo:

https://www.dropbox.com/sh/8l3h4w4147gadug/AAC5HznVFRj5bWYlaoU_TD5Ua?dl=0&preview=AA_beforeandafter.mov

Imágenes:

https://www.dropbox.com/sh/zi62pzkqpnqpzlz/AAB6Jy9SQUVy0nGWQnxvBgJYa?dl=0

En resumen.

Da igual que seas un aficionado a la edición de vídeo, trabajes de forma autónoma o en un estudio pequeño, mediano o grande. DaVinci Resolve es un producto profesional que te permitirá materializar tus proyectos de principio a fin si necesidad de aplicaciones externas adicionales en la gran mayoría de los casos. Y lo hace con herramientas potentes, una interfaz intuitiva y, a la vez, productiva, y prestándole una especial atención a obtener la máxima calidad de cada clip del vídeo sea cual sea su procedencia. Y todo ello de forma total y absolutamente gratuita en un versión básica o por un precio más que razonable en la versión Studio destinada a grandes productoras. Es imposible no recomendar un producto así.

Por Ramón Cutanda

Foros para publicación de dudas
Si tras ver el manual tienes alguna duda o quieres preguntar algo, por favor, usa uno de estos foros o hilos:

 

[Total:2    Promedio:3.5/5]

Otros documentos similares...

Deja un comentario